Panamá debe apresurar reclamos a EEUU tras invasión

0
50

Panamá debe apresurar reclamos a EEUU tras invasión

Por (Redacción de Bayano)

La presidenta de presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de los Caídos el 20 de Diciembre, Trinidad Ayola, afirmó que Panamá debe apresurar sus reclamos a Estados Unidos, por los muertos, daños materiales y humanos causados a este país en la invasión militar estadounidense del 20 de diciembre de 1989.

Ayola formuló sus declaraciones a Bayano digital luego de que el 16 de febrero embajador de Estados unidos en la capital panameña, John Feeley, dijo que Estados Unidos está dispuesto a colaborar con Panamá en la revisión de los aspectos inherentes a la invasión estadounidense, que dejó luto, dolor y graves traumas.

“La luz y la verdad son los mejores desinfectantes, y cualquier pueblo tiene el derecho de conocer su pasado”, comentó el diplomático estadounidense un veterano tripulante de helicópteros militares quien alcanzó el rango de subsecretario adjunto de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental en la administración del presidente estadounidense Barack Obama.

Al respecto, Ayola resaltó que la posición de Washington –la primera en su tipo desde la agresión armada a Panamá en 1989- debe ser visa como “una oportunidad” para introducir en el diálogo bilateral un tema un reclamo patriótico, del mismo modo en que se hizo la negociación del Tratado del Canal de Panamá, en 1977, en la administración del ex presidente estadounidense James Carter.

La Asociación de Familiares y Amigos de los Caídos el 20 de Diciembre, ha mantenido una posición firme para definir la agresión armada estadounidense como un hecho intervencionista, injustificado y artero que generó el repudio mundial. Estados Unidos buscaba deponer al gobierno del general Manuel Noriega, acusado de narcotráfico, pero documentos desclasificados indican que ello formó parte de un geopolítico de Washington en todo el orbe.

En diciembre de 1989, Estados Unidos lanzó sobre Panamá la operación “Just Cause” (Causa Justa), en la que participaron 26.000 soldados de las unidades de elite, de los comandos navales, del ejército y la 82.ª División Aerotransportada, así como otros miles de soldados acantonados en bases estadounidenses en ese país. En la acción bélica fueron probados los bombarderos furtivos F-117 Nighthawk, helicópteros de combate AH-64 Apache y diversos armamentos de su arsenal esgraatégico.

Durante la invasión las calles se llenaron de cadáveres, pero esos cuerpos de panameños asesinados fueron introducidos en bolsas plásticas, arrojados en fosas comunes sin identificar, lo que se ha traducido en permanentes llamados para saber cuántos muertos y desaparecidos hubo, y en qué lugares se encuentran. Muchos sobrevivientes fueron a parar a campos de concentración que Estados Unidos denominó “refugios”.

Ayola indicó que en las próximas semanas debe ser integrada oficialmente la Comisión del 20 de diciembre, bajo la responsabilidad de la Cancillería panameña. Los comisionados tendrán la obligación de privilegiar los reclamos y demandas por las víctimas, viudas, huérfanos, y la reparación de daños causados por ataques aéreos, navales y terrestres contra Panamá.

Recordó que hasta la fecha, las familias afectadas por la invasión no han sido indemnizadas y ningún gobierno en Panamá se ha atrevido a honrar su memoria a través de la construcción de un monumento conmemorativo, lo que se traduce en una “vergüenza nacional”.

Ayola resaltó que, además de abandono, los huérfanos y lisiados de la invasión sufren de olvido oficial. Añadió que Estados Unidos ha sido en parte responsable de que no aflore la verdad de la agresión brutal contra un país pequeño, con escaso poder defensivo, que se resiste a renunciar a la soberanía plena sobre su territorio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here