Panamá busca apoyo para proteger bienes culturales subacuáticos

La Unesco ha señalado que un pecio no sólo es un cargamento, sino los restos de un navío, de su tripulación, de sus pasajeros y de las vidas de los mismos. El concepto de pecio incluye a los restos de una embarcación y de su carga, y los restos históricos y culturales en su entorno.

0
23
Licenciada Roxana Pino, durante la conferencia regional de la Unesco. (Foto Bayano).

Por David Carrasco

Panamá busca apoyo internacional para proteger los bienes culturales subacuáticos, así como garantizar la devolución a este país de piezas valiosas ilegalmente sustraídas del fondo marino, dijo a Bayano digital la jefa de investigaciones científicas de la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico del Instituto Nacional de Cultura (INAC), Roxana Pino.

La declaración fue realizada en el contexto de la Región Regional para América Latina y el Caribe sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, organizada en la capital panameña con los auspicios de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la ciencia y la Cultura (Unesco) y la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt).

Pino señaló que las autoridades panameñas recuperaron en 2013 dos antiguos cañones de combate que iban ser trasladados ilegalmente a bordo de un barco desde Panamá a China para ser chatarreados. Indicó que la inspección efectuada con escáner a un contenedor ayudó a los inspectores a recuperar las piezas robadas.

El patrimonio cultural subacuático comprende los rastros de existencia humana que estén o hayan estado bajo el agua, parcial o totalmente. y que tengan un carácter cultural o histórico. El 2 de noviembre de 2001 la Conferencia General de la Unesco adoptó la Convención para la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, una herramienta legal dirigida a proteger la historia sumergida, a fin de evitar que sea saqueada o destruida.

La funcionaria precisó que se mantiene abierto un proceso relacionado con el galeón San José, hundido en 1708 en el mar Caribe, tras ser atacado por barcos ingleses. Algunos buzos rescataron en forma incorrecta elementos de ese pecio, lo que obligó a la adopción de medidas de protección. “Al Estado le corresponden la mayor cantidad de piezas, porque esos son bienes del Estado”, reseñó la funcionaria en alusión a ese tesoro.

Panamá posee decenas de tesoros hundidos

Al respecto, puntualizó que “la Dirección de Patrimonio Histórico revisa todos los permisos conferidos. No se está dando ningún tipo de permiso para emprender investigaciones subacuáticas, sino se tiene el financiamiento, laboratorios, y si no hay la certeza de que es una institución científica la que vaya a realizarlas”.

Pino sostuvo que en el Código Penal el robo del patrimonio subacuático implica penas unos seis años de cárcel y multas de hasta 50.000 dólares. Subrayó que el Servició Nacional Aeronaval (Senan), realiza constantes patrullajes en áreas marinas de valor arqueológico para impedir las actividades ilícitas de saqueo.

La Dirección de Patrimonio Histórico inició un inventario de antiguos naufragios y revisa las crónicas de navíos hundidos. Sin embargo, en Panamá no hay arqueólogos especializados en temas subacuáticos para realizar las investigaciones in situ, con la misión de proteger el material histórico debidamente identificado.

Entre los cooperantes en materia de capacitación técnica en el ámbito iberoamericano, relativa a pecios y la desaparición de tripulaciones, figuran la Unesco y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).

La Convención para la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático cuenta con 48 Estados Parte, de los cuales 17 son América Latina y el Caribe, siendo hasta la fecha la región mejor representada en ese compromiso internacional.

Arqueólogo analiza pecio. (Foto National Geographic).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here