Panamá apela en la OMC por medidas aduaneras de Colombia

0
12
Policía aduanera colombiana decomisa calzados importados en un centro comercial en Bucaramanga, Colombia.

(Información de Bayano digital con datos del MICI)

El Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) de Panamá presentó un recurso de apelación contra el fallo de primera instancia que concluyó que las medidas restrictivas de control aduanero adoptadas por Colombia no incumplen las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En el recurso planteado, Panamá advirtió que hay errores en la interpretación de las normas relativas a las restricciones a las importaciones y de valoración aduanera que fueron sustentadas en la solicitud de examen sobre cumplimiento de Colombia con los fallos a favor de Panamá.

Al respecto, el ministro panameño de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, dijo que Panamá mantiene su posición de que las medidas aduaneras aplicadas por Colombia a los textiles y calzados representan barreras al comercio que afectan directamente la relación comercial entre ambos países.

Detalló que, si bien esas medidas de control aduanero afectan un grupo minoritario de productos, el MICI estima que el comercio debe ser fluido para todas las mercancías y que ellas sólo tendrían que ser valoradas y controladas según las normas internacionales que las Aduanas de todos los países están obligadas a acatar.

Arosemena aclaró que “el MICI sigue velando por los mejores intereses comerciales de Panamá” en la OMC, a través de la vía diplomática, con el objetivo de resolver esas diferencias generadas por el proteccionismo del gobierno de Bogotá.

Colombia tuvo que modificar los aranceles excesivos en contra de textiles y calzados, estableciéndolos bajo los porcentajes que se le permiten según sus compromisos en la OMC, luego de que la demanda interpuesta por Panamá contra las medidas arancelarias favoreció a este país en primera instancia y en la apelación.

No obstante, Colombia impuso un nuevo decreto en 2016, estableciendo medidas aduaneras, el cual fue demandado por Panamá, que aboga por el principio del libre comercio. La medida del gobierno colombiano fue cuestionada por empresarios que operan en la Zona Libre de Colón (ZLC) y clientes en Colombia.

La acción de Panamá contra las medidas arancelarias de Colombia derivó en una reducción significativa de aranceles. Para los calzados, las medidas imponían 81% de aranceles. Tras el fallo emitido, en la actualidad son de un 10% y un 35%.

Para las prendas y complementos de vestir, eran de 72.5%, pero como resultado del fallo corresponden hoy a un 15% y un 40%.  Mientras que los textiles confeccionados, prendería y trapos fueron elevados por Colombia en 93.33%. Debido al fallo, están en la actualidad entre un 5 y un 15%.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here