Organizaciones sociales exigen educación sexual

0
205
Dra. Ana Elena Porras. (Foto Bayano)

Organizaciones sociales exigen educación sexual

  • Una encuesta realizada en 2015, por el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES), entre estudiantes de 14 a 18 años de edad, reveló que el 60 por ciento de ellos tuvo relaciones sexuales alguna vez.
  • La mayoría (78,4 por ciento) practicó el sexo antes de los 17 años de edad, pero tenía un pobre conocimiento de las enfermedades de transmisión sexual. Un 8,6 por ciento de las muchachas entrevistadas estuvo embarazada alguna vez.

Por David Carrasco

La antropóloga Ana Elena Porras, coordinadora del Movimiento Ciudadano por la Identidad Panameña, afirmó que pese a la resistencia de activistas ultra conservadores, las organizaciones sociales aprueban el proceso iniciado por el Ministerio de Educación de Panamá, a favor de la elaboración de borradores de guías para docentes, en la enseñanza sobre sexualidad.

En declaraciones a Bayano digital, la investigadora precisó que los borradores de esas guías fueron debatidos con actores claves de la sociedad civil, educadores, padres y madres de familia, líderes de organizaciones cívicas y religiosas, en el intento de enfrenar un déficit en la formación en las escuelas públicas. “Es necesario apostar por una educación humanística, con equidad”, acotó.

Sin embargo, lamentó el desarrollo de campañas infundadas que generan confusión y atraso en perjuicio de una iniciativa seria, inspirada en informes científicos, ante una situación de riesgo que enfrenta la población estudiantil panameña, a causa del aumento de los casos de embarazos precoces y la transmisión del VIH.

“Esos grupos que se oponen a la iniciativa, jamás han levantado su voz contra la proliferación de bares y cantinas en los barrios. No he escuchado a ningún cura levantar su voz contra esos negocios que afectan a la familia y una vida familiar sana”, precisó.

Quienes desafían la propuesta de educación sexual en Panamá, utilizaron las redes sociales para difundir mensajes son afirmaciones sobre un presunto intento de inducir a los niños y niñas al morbo y a la lujuria, y a actividades que no figuran en el plan de Dios.

Al respecto, Porras refutó esos argumentos y adujo que el beneficio de las guías metodológicas para educadores debería alcanzar a estudiantes de los grados de primaria, pre media y media. Añadió que es una respuesta inspirada en estudios científicos, en el respeto de la integridad de la vida humana y valores, con apego a convenios suscritos por Panamá en materia de derechos humanos.

La docente señaló que quienes se oponen a ese esfuerzo, desconocen que esas guías deben servir para enfrentar un grave problema de Salud en el ámbito nacional. Sus afirmaciones se produjeron en medio de movilizaciones de grupos que rechazan el proyecto de Ley 61, cuyo contenido desconocen, a causa de manipulaciones políticas, y la desinformación realizada en forma sistemática.

Organizaciones sociales cierran filas en defensa de la educación sexual. (Foto Bayano).
Organizaciones sociales cierran filas en defensa de la educación sexual. (Foto Bayano).

El proyecto de Ley 61, presentado por el diputado Crispiano Adames, define las bases normativas para “el reconocimiento, la garantía, la protección y atención de la salud sexual y la salud reproductiva con énfasis en la formación integral de la persona respetando su dignidad, sus derechos, su edad, su conciencia, su cultura, y los valores que la caracterizan”.

Adames reseñó que uno de cada cinco embarazos en este país corresponde a una menor de edad y, de acuerdo a estudios realizados, la corresponsabilidad como pareja es atribuida a mayores de edad. Aseveró que la falta de orientación sexual implica, además embarazos, transmisión de enfermedades entre adolescentes.

Por su parte, la secretaria general de la Central General de Trabajadores de la República de Panamá (CGTP), Nelva Reyes, comentó a Bayano digital que las guías metodológicas consensuadas pretenden frenar los más de 7.400 embarazos que hay cada año en niñas y adolescentes, y la proliferación de enfermedades.

Reyes, quien participó en una conferencia de apoyo al proyecto de ley 61, dijo a que “es lamentable” que grupos de padres de familia y denominaciones religiosas conservadoras se hayan volcado a las calles para combatir una herramienta diseñada con el objetivo de combatir un serio problema de Salud en los colegios.

“Con cada adolescente embarazada hay un problema, En muchos casos, esas niñas son expulsadas de sus hogares, abandonan la escuela y la persona que las embarazó tampoco se hace responsable. Algunas de ellas, son niñas de 10 años de edad”, enfatizó.

La dirigente de la CTRP resaltó que “las organizaciones populares comprometidas con el desarrollo del país estamos en estado de alerta, y hemos convocado para el 25 de julio una concentración para evitar que el gobierno ceda a las presiones de movimientos retardatarios que difunden mentiras contra el proyecto”.

Padres de familia, representantes de las iglesia católica y grupos pentecostales integraron una denominada Plataforma por la Niñez y marcharon en contra del proyecto de ley 61 y las guías de educación sexual preparadas por el Ministerio de Educación. Durante la protesta, desplegaron pancartas con lemas moralistas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here