Ley sobre denuncias de corrupción tardía, pero estimulante

0
37
La lucha contra la corrupción no ha terminado.

Por Albero Velásquez
Periodista

Cuando el presidente Juan Carlos Varela sancione la nueva ley que otorga protección y retribución económica a las personas que denuncien delitos contra la administración pública o delitos patrimoniales, es decir, concretamente delitos de corrupción, esa disposición legal tendrá por lo menos diez años de atraso.

Es una ley similar a una que tuvo vigencia hace años y que algunas personas utilizaban para obtener compensaciones, aunque tomaba mucho tiempo en ser efectiva.

La Asamblea Nacional de Diputados se ha visto precisada a aprobar esa nueva ley, tratando de combatir la corrupción, presionada por la gran cantidad de casos que se han registrado durante los últimos diez años de mandato presidencial, que continúan dando tumbos en los diferentes juzgados y fiscalías del sistema judicial panameño.

Han transcurrido diez años en los que han sido registrada, sin resultados contundentes, la mayor cantidad de personajes, funcionarios públicos de todas las categorías, vinculados a casos de corrupción, enriquecimiento dudoso y, por supuesto, grandes atracos al erario público, sin que se conozca categóricamente si se ha logrado certeza en el castigo a los implicados en diversos delitos contra el patrimonio nacional.

Uno de los alcances de esa nueva posible ley, si es que el órgano Ejecutivo se atreve a sancionarla, es la gran oportunidad que muchos ciudadanos acuciosos se hubieran también enriquecido con esas denuncias en contra de autores de desfalcos.

Quizás no sea tan tarde, pero el caso es que la gran oportunidad de recibir recompensa por denunciar esos delitos, ha pasado. Sin embargo, no ha terminado. La administración anterior ofreció un caudal de oportunidades de denuncias. Para el gobierno que ahora se acaba, no se conoce cuál puede ser el alcance, pero lo cierto es que, aunque llega diez años tarde, la intención vale. Al menos. ello es lo que se presume.

Todos debemos conocer los efectos negativos que tienen sobre la sociedad panameña los múltiples casos de corrupción, traducidos en escándalos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here