La ONU, tribuna de mentirosos

0
38
Presidente Juan Carlos Varela en la ONU. (Foto: AP).

Por Alberto Velásquez
Periodista

La presente reunión de las Naciones Unidas, este año, como en ningún otro momento, se ha caracterizado por ofrecer su tribuna a una serie de presidentes que se dedican a decir mentiras, o quizás hablar de otros países menos del suyo.

Se inició la tanda con Donald Trump, quien fue recibido con risas y comentarios adversos, cuando dijo que bajo su gobierno Estados Unidos hab crecido como nunca antes en su historia. La audiencia lo calificó como un bufón, riéndosele en su propia cara.

Lo mismo sucedió a los presidentes de Guatemala y Argentina, quienes, con el rancho ardiendo en sus respectivos países, maquillaron los discursos, desconociendo la difícil situación económica y política que afecta a millones de personas.

Pero el más dramático de los mentirosos fue el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, quien sin ningún desparpajo señaló que la inseguridad ha disminuido un cincuenta por ciento, y que hay transparencia en su gobierno que combate la corrupción.

El mandatario pudo decir todas las mentiras que quiso, ya que en el recinto de la ONU había representantes de su gobierno y de otros países que desconocen lo que ocurre en Panamá. Además de proferir mentiras, Varela omitió en su discurso hechos históricos y hasta se comportó como un malagradecido.

Paradójicamente, dirigentes del Partido Panameñista ‒opuestos a los Tratados Torrijos Carter‒, recibieron el Canal de Panamá en el 2000. Pese a que rechazaron la ampliación de la vía acuática, recibieron el tercer juego de esclusas en 2016. En ambos casos, se beneficiaron histórica y económicamente de esos hechos.

En la tribuna de las Naciones Unidas, al presidente Varela se le hizo imposible pronunciar el apellido Torrijos. Dio gracias al ex presidente James Carter, como si fuese el único firmante del Tratado. Desconoció deliberadamente que fue Omar Torrijos quien liberó a Panamá del enclave colonialista y firmó un Tratado del que todos los panameños reciben beneficios.

No tiene perdón desconocer esa realidad con raíces históricas, motivado por actitudes egoístas y sectarismos, que lo definen como mentiroso y malagradecido con poca altura.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here