La nueva oportunidad

0
121
Julio Bermúdez Valdés, Periodista

La nueva oportunidad


Por Julio Bermúdez Valdés
Redacción Bayano digital

El PRD ganó el cinco de mayo pasado las elecciones presidenciales, las de diputados, las de las alcaldías y aunque disminuyó su cantidad de representantes, también aquí sacó una cifra considerable. El electorado le ha extendido en esas elecciones una carta de confianza que debe aprovechar. Sus llegadas al Palacio de las garzas casi siempre han estado antecedidas por desastres administrativos de sus predecesores y la administración Varela no parece ser la excepción.

En una palabra, el PRD llega al poder con las suficientes herramientas como para hacer el buen gobierno del que ha hablado el presidente electo Laurentino Cortizo. Por lo mismo, y sobre todo por la campaña que  en su contra ya prometen  sus rivales tradicionales, el PRD está obligado a desarrollar la mejor de las administraciones.

Aunque han pasado 30 años desde que la invasión de 30 mil soldados norteamericanos a Panamá lo depuso del poder e instaló a sus adversarios en el poder, de manera recurrente se escuchan campaña sobre sus origines como brazo civil de los militares o portador de las propuestas neoliberales.

Rápidamente en las campañas, que hace solo unas semanas destacaban los desastres de la administración Varela, van encontrando espacios temores y seudo profecías que parecen empeñadas en no darle siquiera el minuto de la confianza al nuevo gobierno.

Amén de lo bueno, mala o incisivas que puedan ser esas campañas, el PRD está obligado a entender que ese es el papel opositor, y que la posibilidad de que sus señalamientos adversos cuajen o no, depende más del tacto, la mesura y la efectividad con que actúe el nuevo gobierno, que de las críticas que se lancen en su contra.

La oposición será implacable con los nuevos inquilinos del Palacio de las Garzas, sin duda; una situación que solo podrá ser contrarrestada dejando en evidencia el inventario con que encontrarán el próximo primero de julio, y los correctivos y las iniciativas que se van a implementar.

Tiene por delante además el PRD relanzar su relación con la sociedad. Hubo una agenda social   abandonada en las anteriores administraciones que  dirigió el PRD, pese a logros significativos,  lo que le valió falta de confianza y credibilidad de un electorado cansado del clientelismo, la maniobra innecesaria y los “juega vivo” que tanto se le han criticado, y que lo aporto por una década del poder.  La lupa estará sobre cada uno de sus funcionarios, aunque la sociedad panameña y hasta sus opositores estarían felices de sus éxitos si con eso fortalecen el desarrollo del país (JBV).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here