La marea electoral ha subido tan alto que dificulta ver “quienes se están bañando desnudos”.

Tras el dictamen del 5 de mayo, la marea comenzará a bajar y emergerán a la superficie los intereses en pugna.

0
229
Dr. Filiberto Morales

La gran ola no deja de ser efímera y todo vuelve a su sitio antes o después y únicamente sirve para mantener el sistema a flote a cambio de tiempo y toneladas de injusticia. “Sólo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo” Warren Buffett.

La marea electoral ha subido tan alto que dificulta ver “quienes se están bañando desnudos”.

Por Filiberto Morales
Filósofo y Economista
Redacción de Bayano digital

Luego de tomar posesión como Segundo Vicepresidente de la República en la base militar norteamericana de Clayton, en la madrugada del 20 de diciembre de 1989, junto a Guillermo ENDARA GALIMANY (Presidente) y Ricardo ARIAS CALDERÓN (Ier. Vicepresidente), Guillermo  FORD BOYD sentenció que el de ellos sería un gobierno “cien por ciento empresa privada”. Desde entonces, salvo matices, una “camarilla unida por vínculos de familia”, como Fauvert de Mean, Cónsul francés, en 1848 definía a la oligarquía nativa, ostenta el poder económico subordinada al capital financiero internacional y pasó a hegemonizar el poder político virtualmente sin intermediaciones.

Tras el sospechoso accidente en que murió el General Omar Torrijos Herrera, el 31 de julio de 1981, el proyecto económico, político y socio-cultural NEOLIBERAL que subrepticiamente se venía abriendo paso, emergió abruptamente a horcajadas de la caballería aerotransportada de los invasores norteamericanos. Los estados mayores de los organismos financieros internacionales, particularmente el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo, se instalaron en todos los Aparatos del Estado para imponer plenamente y garantizar la aplicación de sus programas, llamados de reformas y ajustes estructurales, que  se correspondían con los intereses de la oligarquía nativa.

Algunos Ministerios, particularmente, se convirtieron en cotos de caza, enclaves institucionales neocoloniales, inexpugnables baluartes del proyecto neoliberal, tales como el Ministerio de Planificación y Política Económica, rápidamente devenido en Ministerio de Economía y Finanzas; el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Asuntos del Canal. Una somera mirada a la nómina de ministros en esos “enclaves” revela su irrestricta adhesión al paradigma neoliberal y su pertenencia orgánica a la fracción de la burguesía que integran comerciantes importadores, banqueros, especuladores financieros e inmobiliarios; tales como Guillermo FORD BOYD, Guillermo CHAPMAN, Alberto VALLARINO, Dulcidio DE LA GUARDIA, que ocuparon el Ministerio de Planificación y Política Económica y el Ministerio de Economía y Finanzas; Julio LINARES, Gabriel LEWIS GALINDO, Harmodio ARIAS CERJACK, Samuel LEWIS NAVARRO, Juan Carlos VARELA e Isabel DE SAINT MALO, de ostensible estirpe oligárquica y confesada profesión de fe neoliberal, en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Algunos Ministros, muy contados, no pertenecientes a la CLASE, se han reclutado de entre los CEOs, Bufetes de abogados o academias, previa evidencia de irrestricto alineamiento al ideario y al programa neoliberal. En esto las IFIs y la burguesía financiera no corren riesgos; todo lo demás viene por añadidura.

La marea electoral ha subido tan alto que dificulta ver “quienes se están bañando desnudos”. No obstante, tras el dictamen del 5 de mayo, la marea comenzará a bajar y emergerán a la superficie los intereses en pugna por definir la composición del aparato de gobierno, en especial en los puestos clave, estratégicos para la implementación de la política económica y social. Según quiénes integren esos aparatos revelará más que mil y un discursos el rumbo del país en los próximos cinco años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here