La hazaña del 2 de Mayo de 1958  

0
35
Operación Siembra de Banderas, en 1958, en la antigua Zona del Canal de Panamá.

Por Alberto Velásquez
Periodista

Durante la mañana del 2 de Mayo, tres personajes que a futuro podrían ser declarados valores históricos de la nacionalidad, escenificaron, en la Biblioteca Interamericana Simón Bolívar de la Universidad de Panamá, un conversatorio de extraordinario valor para la identificación del estudiante universitario en sus luchas por la soberanía total en territorio panameño.

El Dr. Carlos Arellano Lennox, el profesor Ricardo Arturo Ríos y la profesora Imelda Yolanda Berguido, expresaron una vez más los motivos que los inspiraron para ser protagonistas principales en la Operación Soberanía o Siembra de Banderas, desarrollada conjuntamente con una pléyade de universitarios, el 2 de mayo, hace 60 años. en la antiguamente llamada Zona del Canal de Panamá.

Rivales en el liderazgo estudiantil de aquella época, Arellano Lennox y Ricardo Ríos, se unieron para realizar una hazaña nunca antes lograda: plantar banderas panameñas en un territorio segregado donde operaba un complejo colonial norteamericano, y que para cruzarlo en automóvil era necesario poseer una placa (matrícula) distinta a la panameña, licencia expedida por agentes estadounidenses y estar sujeto a leyes de tránsito foráneas.

Protagonistas de la Siembra de Banderas de 1958, junto a autoridades de la Universidad de Panamá.

Para entender lo que esos históricos personajes revelaron, y que para muchos panameños es desconocido porque los profesores de historia tienen miedo de explicarlo, Arellano Lennox, Ríos y la profesor Imelda ilustraron al auditorio, con especial dramatismo, para transmitir la visión de cómo se vivía en Panamá hace más de 60 años con un enclave colonial sobre nuestras espaldas, y que dio origen a la luchas soberanas del 9 de Enero de 1964, para concretar, finalmente, los Tratados Torrijos-Carter, de 1977.

“Muchos dijeron entonces que con soberanía no se come”, recordó en su intervención Arellano Lennox. Pero destacó que hoy miles de panameños trabajan en el Canal de Panamá y el país se beneficia directamente de las ganancias provenientes de ingresos económicos generados por los peajes y servicios navieros de la vía acuática en manos nacionales desde 1999.

Al respecto, Ríos Torres lamentó que durante largo tiempo esas ganancias hayan favorecido a un determinado grupo. Imelda fue enfática al señalar que los recursos de la vía interoceánica no estaban sirviendo para financiar la educación y proveer mejores condiciones de vida a la mayoría de los panameños, porque gran parte de la riqueza se quedaba en manos de unos cuantos.

La Operación Soberanía del 2 de Mayo de 1958, principal origen de la lucha por la recuperación del Canal de Panamá y las valiosas áreas adyacentes, fue un acto heroico, planeado por universitarios inteligentes y pletóricos de gran valentía. La Zona del Canal bajo control de Estados Unidos era impenetrable. Pero ellos sembraron banderas panameñas, desafiando al coloso del norte, y que fue objeto de burla por otras potencias extranjeras.  

La proeza de Arellano Lennox, Ríos e Imelda, ha quedado registrada para siempre en la historia, y habrá que repetirla insistentemente para que nuestros jóvenes la tomen como ejemplo y sostengan la soberanía total de Panamá.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here