La guerra comercial “puede ir a más”, pero “no será devastadora”

0
20
Presidentes Donald Trump, de Estados Unidos, y Xi Jinping, de China. (Foto: @REUTERS/Carlos Barría).

La guerra comercial “puede ir a más”, pero “no será devastadora”

A los inversores que siguen de cerca la guerra comercial entre EEUU y China no se les escapa que el conflicto puede tener graves consecuencias para la economía mundial. Según la Organización Mundial del Comercio (OMC), el crecimiento económico está en tela de juicio, por lo que recomiendan reducir la tensión. Pero no hay muchas esperanzas.

Sputnik

“Esta guerra comercial puede ir a más. Nos equivocamos si pensamos que todo se trata de una estrategia [de EEUU] cuando tenemos delante a una personalidad tan extraña como la de Donald Trump. Le gustan los conflictos porque son propios de ella”, reflexiona el economista australiano Steve Keen.

Los individuos “con personalidad narcisista” disfrutan los conflictos y les gusta todo lo que les convierte en el centro de atención, agrega el interlocutor de Sputnik. Trump será presidente “dos años más o, quizás, seis”, así que Keen no cree que la situación vigente termine mientras permanezca en su mandato.

A pesar de que augura que la guerra comercial durará años, le quita hierro a las consecuencias que puede tener en las economías de China, Estados Unidos y la Unión Europea.

Los partidarios de “la teoría económica dominante de hoy” mantienen que esas consecuencias pueden ser devastadoras porque, según ellos, para obtener los máximos beneficios económicos, “es necesario utilizar de forma eficaz los recursos de los que se dispone” en un momento dado. Una teoría que, según Keen, solo tiene en cuenta una parte de la problemática y, por tanto, es incorrecta.

“Las inversiones son aquello que, con el tiempo, crea [nuevos] recursos. La guerra comercial puede provocar que China haga más inversiones para compensar que no es posible comerciar con Estados Unidos ni comprarle productos por sus aranceles”, reflexiona.

Por lo que China “puede aumentar sus inversiones estatales” y así apoyar su propia economía, la de sus socios y, finalmente, la global. Pero es posible que las cadenas de valor existentes se vean gravemente afectadas, opinó.

Tampoco parece que el escenario que se dibuja ante las principales economías del mundo dé margen para pensar que la tensión se reduzca en un futuro inmediato.

“No creo que pase”, sentencia. “Históricamente, las personas están acostumbradas a darse con la cabeza contra la pared en lugar de utilizarla para lo que existe”, añade.

Más información:

Una guerra comercial total entre China y EEUU llevará a la economía mundial a la estanflación y causará un repentino declive en las bolsas mundiales, afirman los especialistas de Pictet Asset Management.

En un informe publicado por la compañía gestora de activos se presenta una lista de países que se verán afectados por el conflicto comercial entre los dos gigantes de la economía mundial.

Los que recibirán el mayor daño colateral serán los Estados que exportan materias primas a otros países que las usan para fabricar productos de exportación.

Así, las economías abiertas, tales como Taiwán, Corea de Sur, Malasia y Singapur serían las más vulnerables en Asia. Mientras tanto, entre los países europeos destacarían Hungría, República Checa e Irlanda.

De acuerdo con el informe, “la creación de barreras es mala para los mercados de valores”. De hecho, la historia muestra que los valores de S&P 500 cayeron un 10% en tres meses después de que el entonces presidente estadounidense, Richard Nixon, impusiera unos aranceles del 10% a las importaciones a mediados del 1971.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here