La geopolítica del oro: ¿por qué los países compran lingotes y los sacan de EEUU?

0
21
Lingotes de oro. (Foto: Sputnik / Pavel Lisitsin).

Muchos países están aumentando activamente sus reservas de oro. El mundo está al borde de una catástrofe económica mundial y, en realidad, el oro es el único activo financiero fiable, opinan muchos expertos. Natalia Dembínskaya, columnista de Sputnik, analiza los indicios que apuntan al colapso y las estrategias adoptadas por varios países.

Sputnik

Amenaza de colapso

Entre los indicios que apuntan a que en un futuro próximo la economía mundial sufrirá turbulencias, la autora menciona la emisión incontrolada de dinero, las guerras comerciales, el aumento de las tasas de interés, la disminución de las ventas al por menor, así como las crecientes tensiones geopolíticas en ciertas regiones del mundo.

El principal problema es que se imprima demasiado dinero que no esté respaldado por el oro ‒dado que históricamente el dinero en circulación se apoyaba en unas reservas de oro‒. En este sentido, Dembínskaya señaló que es poco probable que la situación cambie.

“No importa si entramos en una era inflacionaria o desinflacionaria, al oro le da igual. Vale la pena invertir en él en cualquier caso”, afirma Keith Neumeyer, presidente de First Mining Gold, citado por la periodista.

El precio del oro explotará

El inminente colapso del dólar hará estallar el precio del oro

El trabajo continuo de impresión de billetes, que amenaza cada vez más la estabilidad de la economía mundial, no es el único factor que hace crecer el precio del oro, lo hacen subir también los problemas de suministro.

Según las estimaciones de Goldman Sachs, en los próximos años el volumen de producción mundial de oro comenzará a disminuir. Asimismo, Goldcorp, una de las mayores compañías mineras de oro, pronostica que para el año 2022 la producción caerá al nivel de principios del siglo XXI. El servicio geológico de EEUU, por su parte, opina que con las tasas de producción actuales, las reservas de oro que permanecen en las entrañas de la Tierra se habrán agotado para 2034.

El precio anual promedio de una onza troy ‒unidad de medida británica usada para este metal precioso‒ en 2017 fue de 1.257,53 dólares.

“El año pasado, el oro subió un 8% en términos de valor, y el año anterior, un 7%. Ningún bono del tesoro daría esta rentabilidad”, comentó Alexéi Viázovsky, vicepresidente de la empresa Casa de la Moneda del Oro, que se dedica a la compraventa de monedas de este metal precioso.

Según los analistas, en un futuro cercano, una combinación de todos estos factores causará un aumento verdaderamente explosivo de los precios de este metal precioso, que podría alcanzar los 2.000 o 3.000 dólares por onza.

Cómo ayudará el oro

Según Dembínskaya, para el desarrollo del sistema financiero no hay mejor alternativa que el oro. Su acumulación protege tanto contra los riesgos cambiarios como contra sanciones, además de brindar la opción de obtener beneficios con su tipo de cambio.

Cualquier moneda, ya sea el dólar o el euro, está muy cargada de deudas. En caso de colapso del sistema del dólar, el oro mantendrá su valor.

“Estoy seguro de que el ‘reset’ mundial se producirá cuando los gobiernos tengan que deshacerse de sus deudas. Entonces, lo respaldarán todo con el precio del oro. Es por ello que países como Rusia y China están acumulando oro. Saben lo que puede ocurrir en pocos años”, señaló Neumeyer.

Una parte significativa de las reservas internacionales de Rusia son oro: actualmente, supone el 18% del total, una cifra récord.

Los bancos mundiales retiran su oro de EEUU

Turquía también está comprando activamente oro en el mercado mundial. Según el Consejo Mundial del Oro, el año pasado el Banco Central de Turquía compró 187 toneladas de este metal precioso y se convirtió en el segundo mayor comprador soberano del mundo después de Rusia.

Al igual que otros países, Turquía no guardaba todo su oro “en casa”: una parte ‒28,7 toneladas de lingotes‒ estaba depositada en la Reserva Federal de EEUU.

No obstante, ahora Ankara lo ha sacado todo y lo ha colocado parcialmente en los almacenes del país, mientras que otra parte la ha confiado al Banco de Pagos Internacionales en Suiza y el Banco Central de Inglaterra.

Rusia encuentra una alternativa a los bonos del Tesoro de EEUU

El Bundesbank alemán también ha retirado su oro de Estados Unidos. El programa de repatriación parcial de la reserva de oro almacenada en la Reserva Federal desde el final de la Segunda Guerra Mundial se lanzó en Berlín en 2012. El país “repatrió” 300 toneladas de lingotes de oro que se colocaron en el almacén del Bundesbank, en Fráncfort. Los Países Bajos, por su parte, repatriaron unas 100 toneladas de oro de EEUU.

Los analistas afirman que la salida de oro de la FED, que comenzó en 2014, se mantiene de forma casi ininterrumpida. Las razones son obvias: el crecimiento de las tasas del sistema de la Reserva Federal, la presión sobre el euro y otras monedas por parte de EEUU y el aumento de los riesgos geopolíticos. El mundo busca reducir su dependencia del dólar.

“El oro es un mercado con una facturación anual de más de ocho billones de dólares. Es un activo que siempre se puede vender rápido. Es un activo controlable. Si sus lingotes están en la calle Pravda ‒donde se ubica el almacén central del Banco de Rusia‒ EEUU no los controla”, resumió Viázovski.

Más información

Una onza de oro costará 10.000 dólares tan pronto como las divisas mundiales se desplomen y los bancos centrales tengan que apelar a un sistema monetario respaldado por el oro, según comentó el experto financiero Byron King a Kitko News.

Cuatro factores que ponen en peligro la hegemonía del dólar

El analista no especificó el periodo del aumento del precio actual del oro de unos 1.335 dólares por onza, pero enfatizó que tendría que ocurrir algún día, puesto que esta burbuja de efectivo no puede existir para siempre.

“Es como la historia de un hombre que se fue a la bancarrota primero lentamente y luego de repente. Lo mismo ocurre con el dólar estadounidense, el euro y el yen. Hemos creado billones y billones, docenas de billones, casi cientos de billones de dólares, de obligaciones que simplemente nunca podrán ser pagadas. Esto tendrá que suceder”, explicó el analista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here