La biblioteca más antigua de Alemania

0
16
Cimientos de la más antigua biblioteca en suelo alemán, en Colonia.

La biblioteca más antigua de Alemania

Nichos peculiares llamaron la atención de los arqueólogos al examinar restos de pared maciza descubiertos durante obras de construcción en Colonia. Y ahora están seguros: encontraron una biblioteca antigua.

DW

Los arqueólogos consideran que los restos de muro, que se extienden por una superficie de casi 200 metros cuadrados, datan del siglo II. Según declararon los expertos en conservación de yacimientos arqueológicos al diario Kölner Stadt-Anzeiger, la antigua biblioteca descubierta habría sido construida entre los años 150 y 200 de nuestra era, en el foro de un otrora asentamiento romano.

Primera biblioteca romana demostrable

“Hasta donde sabemos, esta es la primera biblioteca romana demostrable” en suelo alemán, precisó al rotativo Marcus Trier, director del Museo Romano-Germánico de Colonia y responsable allí de la Conservación de Yacimientos Arqueológicos.

Y es que los investigadores están bastante seguros de que haya existido una de estas instituciones educativas en Tréveris, quizás también en Augsburgo, Maguncia o Xanten. Pero solo cuentan con restos arqueológicos de esta, en la antigua Colonia Claudia Ara Agrippinensium (entonces capital de la provincia romana de Germania Inferior, de la que procede la actual ciudad de Colonia).

El edificio habría medido –presumiblemente– entre siete y nueve metros de altura, repartidos en dos plantas. “Allí reposaron seguramente varios miles de pergaminos para ser tomados en préstamo”, aseguró Trier al Kölner Stadt-Anzeiger. De él se han conservado los cimientos y dos pequeños trozos pulidos de suelo, que habrían sido construidos con una mezcla de piedra caliza y traquita, de firmeza similar a la del actual concreto.

Como Alejandría, Éfeso, Pérgamo y Roma

Los arqueólogos tropezaron hace ya un año con los primeros restos de pared maciza, durante las obras de construcción de una nueva edificación para la parroquia evangélica de la iglesia Antoniter City Kirche.

“Primero pensamos que se trataba de restos de un lugar de reunión pública”, cuenta Trier; pero las paredes mostraban, en su interior, “peculiares estructuras en forma de nichos”. Estos nichos, de unos 80 centímetros de ancho, fueron cuidadosamente estudiados y comparados con otros hallazgos antiguos durante meses. Hasta que los investigadores llegaron a una conclusión: como en Éfeso, Alejandría, Pérgamo o Roma, los nichos de Colonia pueden haber guardado cajones o armarios para rollos de pergamino o papiro.

Los arqueólogos suponen además que el ábside, un espacio con planta y cúpula semicircular en la recién descubierta biblioteca, habría albergado una estatua de Minerva, diosa de la sabiduría y guardiana del conocimiento. Durante las excavaciones, se halló también una pila medieval de agua bendita de la orden mendicante de los Fratres de Poenitentia Jesu Christi (en alemán, Sackbrüder).

Conservar y reconstruir

La iglesia evangélica cambió sus planes constructivos y trata ahora de integrar las excavaciones en su nuevo centro, así como de proteger otros posibles restos arqueológicos, para que visitantes y nuevas generaciones de investigadores puedan acceder a ellos.

Aunque, por ahora, solo se conservan los cimientos de esta antigua biblioteca en suelo alemán, los investigadores intentarán reconstruirla basados en análisis científicos. ¿Hallarán similitudes con las más espectaculares bibliotecas alemanas y del resto del mundo? Para empezar a imaginarlas, les ofrecemos esta galería de imágenes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here