¡Juan Carlos te lo dije!

Martinelli irrespeto la regla de oro de los poderes fácticos, beneficiarse de lo público y respetarse en lo privado.  ¡Martinelli corrompió a la corrupción!

0
132
Martinelli, Lavitola y VArela. A Martinelli lo persiguen porque corrumpió a la corrupción

¡Juan Carlos te lo dije!

Martinelli irrespeto la regla de oro de los poderes fácticos, beneficiarse de lo público y respetarse en lo privado.   ¡Martinelli corrompió a la corrupción!

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

¡Te lo dije! es la expresión coloquial muy común en el seno familiar.  no juegues con candela advertía la abuela. Al desobedecer venía el grito de dolor y su sentencia lapidaria: chiquillo de porra ¡Te lo dije!

Desde su primer discurso, Juan Carlos Varela juró encabezar una cruzada de combate a la corrupción y le creímos; pero el 1 de septiembre del 2014, en el artículo “El Ovillo de Ariadna”, le advertimos de la peligrosa red de complicidades e intereses que afrontaría:

“La arquitectura del laberinto de la corrupción, se basa en una amplia red de complicidades que favorecen los intereses del CÍRCULO CERO y crean espacios de impunidad para sus integrantes. El resto de los actores: Magistrados, Contralora, Procuradora, Diputados, Ministros, Directores, Alcaldes, Representantes de Corregimientos y aliados tarifados fueron colocados en el tablero de los prescindibles; ellos podrían ser sacrificados como peones y caballos en este estratégico juego de ajedrez”.

El Ovillo de Ariadna

Exposición en el Conversatorio Combatiendo la Corrupción, 22 de marzo de 2008

A esas tempranas horas de la administración Varela, delineé tres dilemas que enfretaría en el combate a la corrupción:

  1. Asirse al “Ovillo de Ariadna”, tejido por la sociedad en su conjunto, para enfrentar al “minotauro de la corrupción”, con la decisión de Teseo y salir invicto del laberinto;
  2. Vagar perdido por el laberinto, en tanto la bestia, aún insatisfecha, se alimenta de la “res públic
  3. Tomar el camino de Ícaro, hijo de Dédalos: emprender con parsimonia, un vuelo hacia el sol, con alas de cera y sucumbir en el intento ante un CIRCULO CERO renovado.

El Ovillo de Ariadna

Varela no salió invicto del laberinto y ahora es prescindibles , en el tablero de ajedrez del CIRCULO CERO RENOVADO. Ya no es garante confiable de sus intereses y ahora vaga perdido por el laberinto, ante la bestia insatisfecha que se alimenta de la “res publica”.

En el artículo, “La Guerra de los poderes fácticos” advertia la decisión de aniquilar a Martinelli , no por corrupto, sino  por su  irrespeto a  la regla de oro de los poderes fácticos, beneficiarse de lo público y respetarse en lo privado¡Martinelli corrumpió a la corrupción!

No hay eslabón perdido

La cuarta entrega de la reveladora investigación de la periodista  Adelita Coriat para Estrella de Panamá, enfatiza que el gobierno de Juan Carlos Varela hizo de la lucha contra la corrupción su bandera política. Pero el procedimiento empleado para llevar a los imputados a la justicia tendió una estela de dudas por la forma en que se obtuvieron las pruebas.

La investigación peridodistica de la Estrella de Panamá, documenta las hipotesis publicadas en Bayano digital sobre el combate a la corrupción, que presagian lo que seguramente Mami, mi abuela recordaría al presidente: Juan Carlos, jugaste con fuego y te quemaste. ¡Te lo dije!

Publicaciones relacionadas

Transforman a sospechosos en culpables
Acuciosa investigación sobre los casos de alto perfil

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here