I Congreso Bancario Internacional para Reguladores y Banqueros apunta a modernización de la banca

El I Congreso Bancario Internacional para Reguladores y Banqueros será realizado bajo el lema “Desafíos y oportunidades en una industria en evolución”.

0
14
Distrito Financiero de Panamá. (Foto tomada de Central Fiduciaria).

Por David Carrasco

Panamá acogerá, el 14 y 15 de febrero de 2019, el I Congreso Bancario Internacional para Reguladores y Banqueros, en el que representantes de bancos corresponsales, agencias calificadoras de riesgo y multilaterales analizarán el futuro y dinamización de la actividades bancarias y financieras, anunció el superintendente de Bancos de Panamá, Ricardo Fernández.

El jefe del organismo regulador panameño precisó que el Congreso Bancario ha sido generado por la necesidad de adecuar la política de los Estados de la región y productos bancarios y financieros a los denominados acuerdos de Basilea III, que son una serie de iniciativas regulatorias promovidas por el Foro de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) y el G-20.

Basilea III privilegia, principalmente, el riesgo de “bank run” (pánico bancario), exigiendo diferentes niveles de capital para las distintas modalidades de depósitos bancarios y otros préstamos, luego de la crisis financiera internacional de 2008. Sin embargo, no sustituye a las directrices de Basilea I y Basilea II, centradas en las necesarias reservas de la banca.

“Los continuos cambios regulatorios en materia prudencial y contra el blanqueo de capitales que dictan los estándares internacionales, además de las nuevas tecnologías en el sector financiero, así como la inclusión financiera, representan oportunidades y grandes desafíos para la banca de todo el continente”, puntualizó el superintendente.

Entre las actividades del encuentro de Reguladores y Banqueros convocado en Panamá figuran conferencias de expertos del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Pagos Internacionales, el Tesoro de Estados Unidos, la Oficina de Control de la Moneda, el Banco de España y las principales agencias calificadoras de riesgo.

Fernández subrayó que Panamá aplicó ajustes en el sistema que permitieron recuperar 73 corresponsalías bancarias perdidas tras la inclusión de este país en la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), en junio de 2014.

Aclaró que otras 16 corresponsalías están en proceso de ser recuperadas, debido a una tenaz gestión de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), acompañada de una sustancial oferta de mejora del crédito de los agentes que operan en el Centro Bancario Internacional (CBI). En la actualidad, el CBI cuenta con activos por el orden de 118.150 millones de dólares y un crédito interno del sistema de 53.686 millones de dólares.

Asimismo, Fernández manifestó que es necesario que los bancos asuman nuevos retos en la digitalización y creación de productos, para adecuar sus servicios vía Fintech (tecnología financiera), que abarca nuevas aplicaciones, procesos, productos o modelos de negocios en la industria de servicios en el ámbito de las finanzas.

El superintendente reconoció que el CBI es una plataforma de gran importancia estratégica para la región latinoamericana, ya que está debidamente regulado y es escenario de transacciones en dólares, con apego a los más altos estándares internacionales de control y lucha contra el “blanqueo de capitales”.

El superintendente de Bancos Ricardo Fernández formula declaraciones a los medios de comunicación. (Foto Bayano).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here