Hileras de árboles que datan de otrora

0
28
Hileras de árboles, Alameda de plátanos, Romanshorn / Turgovia. (Fotos: Michel Brunner/AS-Verlag).

Por Michel Brunner, Ester Unterfinger (Edición de Fotografía)

  • Los árboles están de pie como centinelas. Sus sombras y el ruido de sus hojas remecidas por el viento son todo un espectáculo de la naturaleza. Un libro documenta los árboles de las alamedas de Suiza.

Las alamedas han sido componentes significativos y versátiles de los paisajes culturales. Sus orígenes se remontan a la Antigüedad y fueron diseñadas por razones de estética, protección y pragmatismo.

Al igual que en las de otros países, en las ciudades helvéticas hay muchas alamedas.

La idea nació en Francia ‒donde se denominan “allées” (del verbo “aller”/ir) y denotaban un camino sembrado de árboles‒ y luego fue adoptada en el mundo de habla alemana.

Ya los senderos bordeados de árboles eran un componente típico de los jardines barrocos. Más tarde se plantaron hileras de olmos a campo abierto, cuya madera tenía una gran demanda para la producción bélica.

Entre los siglos XVIII y XX se volvieron comunes en los escenarios urbanos.

Pero a partir de la expansión de la red de carreteras, muchos árboles fueron talados. Según un estudio de la Fundación Suiza para la Protección y el Ordenamiento del Paisaje la mitad de las alamedas desaparecieron en Europa durante la segunda mitad del siglo XX.

Alameda de chopos, Buentingen / Berna. (Fotos: Michel Brunner/AS-Verlag).

Con su libro “Alamedas de Suiza”, el fotógrafo Michel Brunner contribuye a dar a conocer ese bien cultural y su belleza para apoyar su protección. El amante de los árboles fotografió e inventarió más de tres mil especies.

Pro arbore, inventario de árboles de Suiza

Por primera vez, se representan las 120 avenidas y arcadas más importantes de Suiza. Desde la historia del surgimiento y desarrollo de la cultura de las avenidas hasta las peculiaridades de las hileras individuales de árboles, este libro poético ilustrado trata de los muchos lugares desconocidos con una gran cantidad de conocimiento experto. Las temporadas únicas, las fotografías nocturnas y aéreas, así como las imágenes históricas enriquecen este trabajo pionero y estándar.

Los árboles de la avenida son un patrimonio cultural y testigos oculares vivos. Reflejan nuestro trasfondo histórico, ya sea Renacimiento, Barroco o Belle Epoque.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here