¿Hacia dónde va Nito? CSS, Canal y Venezuela

0
87
Laurentino Cortizo Cohen, presidente electo de Panamá.

Por Marco A. Gandásegui, hijo
Profesor de Sociología de la Universidad de Panamá e investigador asociado del CELA

Laurentino Cortizo fue proclamado como presidente electo. En su discurso, reiteró su intención de atenerse a un programa de gobierno neo-liberal, similar a todos los gobiernos posteriores a la invasión militar norteamericana en 1989: más privatizaciones, mayor flexibilidad en las relaciones obrero patronales y seguir desregulando las funciones públicas (iniciativas “público-privadas”).

En materia de política exterior, en algún momento durante la campaña, mencionó su intención de revisar el tratado de libre comercio con EEUU, especialmente en lo referente a la sección agrícola. Además, señaló la posibilidad de respetar el derecho a la autodeterminación de los pueblos que lo llevaría a una confrontación con EEUU.

Hay indicios en el campo de Cortizo y del PRD que estas dos propuestas tendrán dificultades para despegar. Nombró a su vice-presidente electo, Juan Gabriel Carrizo, joven empresario, que era su asistente privado, que encabece el equipo de transición con el gobernante saliente. La composición de ese equipo y los próximos nombramientos de figuras al futuro gabinete definirán con más claridad la dirección que tomará el nuevo mandatario a partir del 1 de julio de 2019.

Los partidos políticos que compitieron con Cortizo en las elecciones pasadas no se han pronunciado sobre los planes del presidente electo. Todos parecen muy envueltos en tareas de reconstrucción interna de sus respectivas casas. El Partido Panameñista (gobernante), incluso, convocó un congreso extraordinario para reestructurar la directiva de la agrupación. Cambio Democrático (CD) está preocupado por el desenlace del juicio del ex-presidente, Ricardo Martinelli. El Frente Amplio por la Democracia (FAD) está analizando los resultados desfavorables de la consulta popular.

En una reunión celebrada por los sindicatos panameños, se planteó el problema de la Caja del Seguro Social (CSS) que hace años es mal administrado y, según sus directivos, está en una situación financiera próxima a la quiebra. Un vocero sindical señaló que la CSS tiene que regresar al sistema solidario que regía hasta 2005 el régimen de las jubilaciones.

El presidente electo Cortizo mencionó la seguridad social como una de sus prioridades de gobierno. Sin embargo, su enfoque parece no coincidir con la de los trabajadores. Cortizo se reunió con el presidente saliente, Juan Carlos Varela, para dar inicio al traspaso del poder. Antes de irse, Varela quiere que la Asamblea le apruebe los nombramientos de un magistrado en la Corte Suprema de Justicia y un directivo en la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). Es muy difícil que eso ocurra dada la correlación de fuerzas partidarias en la Asamblea.

El Canal de Panamá fue uno de los temas que no se discutió en la campaña electoral. Desde 1994, cuando el poder económico del país se puso de acuerdo para introducir un “título constitucional” en la Carta Magna, el tema se encuentra fuera de límites. Sólo las protestas de los trabajadores y los escándalos de corrupción en la Junta Directiva son merecedoras de noticias. Sin embargo, las recientes declaraciones del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, sobre el deshielo del ártico y la apertura de nuevas rutas que conecten Asia oriental con los mercados del Atlántico norte, deben llamar la atención del nuevo gobernante. El anuncio merece la creación de una comisión científica para estudiar a fondo el calentamiento global y su impacto sobre el futuro comercial del Canal de Panamá.

Hay que tener claro que sobre la ruta interoceánica no se puede discutir con EEUU. En muchas oportunidades –y el actual gobierno ha sido contundente– Washington ha dicho que sus intereses nacionales no se negocian. En la década de 1970, sin embargo, Panamá logró sentar a EEUU en la mesa para discutir el traspaso de la vía acuática, la evacuación de sus bases militares y la erradicación de la Zona del Canal. Hay que exigir que Pompeo consulte primero con Panamá antes de hacer afirmaciones sobre el futuro del comercio marítimo entre el Pacifico y el Atlántico.

Cortizo se refirió a Venezuela y mencionó la creación de una instancia similar al Grupo de Contadora, creada por el general Torrijos, para tratar el conflicto en Nicaragua en la década de 1970. La iniciativa no sería para un “cambio de régimen” a la Trump sino para encontrar una solución al conflicto. La propuesta reemplazaría a EEUU (la OEA y el grupo de Lima) como actor central en la guerra contra Venezuela y colocaría a América latina como pieza central en la solución del conflicto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here