El Dedo del martes 26 de marzo

0
33

Por Niko Jones

  • Los desertores del ejército venezolano tienen una nueva “chamba”. Además de lustrar las botas de los paramilitares colombianos, pueden rebuscarse limpiando letrinas. El trabajo honrado no deshonra. ¡Adelante, chamos!
  • Cada vez que Donad Trump, el pilluelo del copete dorado, observa a un chino en la sopa, toma el celular y marca un número y luego dice: ¡White dog: come here! ¿A quién se referirá el perseguidor de las conejitas de Play boy?
  • Juan Carlos Varela dijo que lo están “chantajeando”. Ojalá tenga el valor de decir que entre los involucrados están Mike Pence, Mike Pompeo, Jhon Bolton y el man del copete al que Melania le retira la mano debajo de las sábanas.
  • El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le mandó un gancho al hígado a Felipe VI, al solicitarle que reconozca los atropellos a los pueblos indígenas de América durante la conquista. AMLO es de los “meros, meros”.
  • Mientras en América Latina se debaten temas como paz, democracia y autodeterminación, en Panamá han entregado la provincia de Darién a los gringos. Lo mismo hicieron los conquistadores españoles con espejitos y arcabuces.
  • Definitivamente, los panameños viven en Congolandia. Han pasado años y todavía el Estado no da una respuesta seria a los envenenados con dietilenglicol. Esperan que las víctimas se arrastren hasta el Palacio de las Garzas, y pidan.
  • ¿Será verdad que devotos del oficialismo se están peleando el agua bendita que dejó el Papa Francisco en Panamá, para untársela y evitar que los persiga la justicia del nuevo gobierno que surgirá el 5 de mayo? Ello es increíble.
  • Al presidente electo le tocará seguir el programa “Cero Letrinas” que no terminó Juan Carlos Varela. Juanca podría refugiarse en la grata población de Pesé, para escribir las memorias y contar su linda amistad con Martinelli.
  • ¿Dejará el Tribunal Electoral que le metan la yuca a los panameños desde la Embajada de un país extranjero? Debería pronunciarse en 2019, para que jamás se repita la intromisión externa en asuntos político-electorales.
  • Los panameños que piden la intervención de Estados Unidos contra Venezuela no se dan cuenta que perderán con el aumento del precio de la gasolina. Otros perderían sus trabajos y cuidado que hasta la vida. ¡Mucho Ojo!
  • Hace buen rato que ningún corrupto va a la cárcel. ¿Será que en la Procuraduría están descansando? La población espera que el contralor Federico Humbert haga bien su trabajo y deje de estar cargando cajas viejas de un lado a otro.
  • Una pregunta inevitable para los integrantes del gobierno que disfrutan los últimos días de Pompeya: ¿Cuántos serán investigados en 2019 por los casos Blue Apple, Panama Papers, Pan, Financial Pacific y jugosos contratos?
  • En el Ministerio de Salud están preocupados por el consumo de rapé en ceremonias de chamanes y adivinos. ¡Carajo, preocúpense por el sobrecosto de las medicinas y detengan ya a los canallas que trafican con la vida humana!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here