El Dedo del martes 26 de febrero

0
31

Por Niko Jones

  • Los militares desertores en Venezuela tienen un empleo seguro: una cajita de lustrar zapatos, con betún y todo. Sus primeros clientes serán gringos y paramilitares colombianos, que necesitan limpiar sus botas. ¡Mucha suerte!
  • Después de bailar la “tirinana” en un concierto en Colombia, el escurridizo e irreverente Juan Guaidó, pretende regresar a Venezuela, a sabiendas de que infringió una prohibición oficial. El tiro le salió por la culata al “guarimbero”.
  • A los gringos invasores les queda el camino de devolver a Panamá el Centro de Asistencia Humanitaria de donde salió la comida vencida para ser enviadas por tierra a Venezuela. ¿Se atreverá el presidente Juan Varela a exigirlo?
  • En el distrito de Barú, en la provincia de Chiriquí, se impide a los productores la venta de sus productos del agro, para obligarlos a salir del área. Unidades del Senafront se prestan para cometer bajezas. Ya se olvidaron de Torrijos.
  • El cantante de género urbano Mr. Saik fue a la Quinta Vergara, en Chile, para ponerse al servicio de Juan Guaidó. Parece que nadie le explicó que ese servilismo le causó un bajo puntaje en la calificación general. ¡Pobre tipo!
  • Sebastián Jatra siguió el juego a los conspiradores. Se subió al escenario de Viña del Mar para hacer un burdo papel contra el gobierno venezolano, Los organizadores del concurso debieron haber sido sobornados, ¿o no?
  • La población darienita se pregunta sobre el futuro de su territorio intervenido por tropas extranjeras. El narcotráfico no es excusa para llevar a ese territorio una pila de gringos armados. Es tiempo de hablar ya de soberanía.
  • A todo vapor marcha la campaña de las organizaciones sociales para llevar a la Junta Directiva de la ACP al profesor Luis Navas Pájaro. El presidente Varela no puede ignorar esta vez el clamor de todo un pueblo.
  • El veterano político Arturo Vallarino afirmó que el debate presidencial entre candidatos que aspiran al solio en el Palacio de Las Garzas, sirvió para demostrar que en Panamá hay plata. ¿Será verdad lo que dijo el ex locutor?
  • Entre panameños, caminan muertos vivientes. El Tribunal Electoral lo sabe. Esos seres vinieron del más allá para inscribirse en libros de candidatos a libre postulación y se supone que se ocultan en fosas y esperan votar.
  • ¿A qué candidato presidencial le tocará este año el huevo rosado que confiere anualmente la comunidad gay? Los homofóbicos están desatados y poseen una agenda de discriminación que alcanza a la Policía Nacional.
  • Viene el Carnaval y también la ponchera de políticos, los mismos que metieron la mano en las finanzas del Estado, coimearon y recibieron plata de Odebrecht. Están libres y tienen motivos para armar nuevos aquelarres.
  • Los que no podrán participar en el Carnaval son los que “pelaron el bollo” (murieron) a causa de la leptospirosis en las poblaciones indígenas. Por si no lo saben, a los pobres los están matando las siete plagas de Egipto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here