El Dedo del martes 23 de abril

0
31

Por Niko Jones

  • El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se lo cantó clarito al pilluelo del copete dorado perseguidor de niños migrantes: “no conviene a nadie el cierre de la frontera” entre México y Estados Unidos. Ya lo sabe.
  • Washington sancionará a todo país que compre petróleo a Irán, pero no al que compre armas y bombas a Estados Unidos. La muerte conviene a la Casa Blanca, simplemente porque es un negocio lucrativo y florece muchísimo.
  • La confianza en los discapacitados podría derrumbarse, por culpa del presidente de Ecuador, Lenin Moreno, quien entregó al asilado y perseguido periodista Julian Assange a detractores. Algunos parapléjicos también traicionan.
  • En Semana Santa, vieron a agentes del SENAFRONT que lloraban, no por el incendio en Notre Dame, sino por los cultivos que han destruido a los productores en el distrito de Barú. Ojalá que sus almas tengan salvación divina.
  • La procuradora general, Kenia Porcell, debe explicar cómo fueron a parar a la cárcel gente que recibió coimas de la constructora Odebrecht y los que pagaron las coimas están libres de culpa. Un caso para Ripley, sin duda.
  • Mi Ambiente debe investigar de oficio al derechista Marco Ameglio. El candidato presidencial mostró en TV algunos pericos cautivos, con el cuento de que ellos entraron a su casa y se encerraron en una jaula. ¡!Qué bárbaro!
  • El “inundable” candidato presidencial del panameñismo, José Blandón, navegará en una panga, si no sale electo el 5 de mayo. Cuando era chiquito, su papá lo dejaba viendo los programas del navegante Jacques-Yves Cousteau.
  • En Semana Santa, volvieron los fariseos para buscar más votos. Pedían a gritos que transaran a Jesús y al pueblo panameño, con la idea de quedarse con el poder. La meta es ganar la silla presidencial y aumentar el business con el Estado.
  • La destrucción de murales en el Parque recreativo Omar no tiene nombre. Con ello, los enemigos de la historia intentan borrar la memoria colectiva de los panameños. ¡Ojalá el SPI detenga algún día las canalladas en ese gran parque!
  • El economista Luis Alberto Moreno, del BID, descubrió el agua tibia y piensa como Cuasimodo. Afirma que “hay que distribuir mejor la riqueza en Panamá”. ¿Por qué no dice que los ricos devuelvan todo lo que se robaron?
  • Con la persecución iniciada contra el “Loco”, detenido en la cárcel El Renacer, se pueden llevar por los cachos a la Justicia. Mucho ojo con aquellos que aplauden las medidas que son arbitrarias. Mañana les puede llegar su turno.
  • El ministro de Ambiente, Emilio Sempris, parece estar bien enredado en los cables. Dicen que despierta a media moche con la misma pesadilla: grupos de ambientalistas armados con ortigas lo persiguen en pijamas en Isla Boná.
  • ¿Qué sucede en la ciudad de Penonomé, donde las chiquillas se desmayan en los colegios? ¿Estarán consumiendo mucho manjar blanco, o será que necesitan un fenomenal sancocho con ñame, al mejor estilo de Victoriano Lorenzo?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here