El Dedo. Del martes 2 de octubre.

0
25

Por Niko Jones

  • El ex presidente Aristides Royo dijo que el presidente Juan Carlos Varela confundió a la ONU con el patio limoso de la Asamblea Nacional de Diputados. El mandatario no mete una. Se equivocó de teatro y escenario.
  • En Naciones Unidas, Varela se puso “pechón” cuando el pilluelo del copete dorado lanzó insultos contra Venezuela y Nicaragua. Un africano lo escuchó hablar y comentó que el discurso era “Made in Monagrillo”.
  • Por cierto, el poeta atómico Javier Hernández (el líder), se llevó las manos a la cabeza en el Boulevard Balboa cuando oyó al presidente. ¡Pobre hombre!, exclamó el vate mientras vendía su libro “Las Garzas Cautivas”.
  • Algunos piden a Varela que vaya al médico y descarte un caso prematuro de Alzheimer. Es raro que olvidase en la ONU al general Omar Torrijos y confundiese la realidad con el reino de la fantasía. ¡Qué bárbaro!
  • El Wasón, los Tres Chiflados Laurence & Hardy, y Freddy Krueger soltaron la carcajada cuando el presidente aseguró que en Ciudad Gótica, donde persiste el plagio de personas, el crimen esté bajo control de la Policía.
  • Lo reconoció el secretario general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder: tras el fracaso de la privatización, la seguridad social regresa al sistema solidario en varios países. ¡Ay, papá!
  • Sin duda, el tema de la reforma a la Caja de Seguro Social (CSS) es una papa caliente para el gobierno. Antes de pedir el aumento de la edad de jubilación, los empresarios que robaron deben devolver el jugoso botín.
  • Ojo al Cristo, que es de plata. Tras bambalinas, una mano peluda y sebosa negocia con la Justicia para tumbar casos de alto perfil y “limpiar” imágenes de corruptos que en Panamá quieren entrar en la política electoral.
  • “El Loco” tuvo pataletas en “El Renacer” y quiso pelearse con varios custodios. Muy malo. Tal vez, debería considerar jugar jacks, trompo con tejo, bolsita, pix, yoyo, la lata y el escondido cuando lo visite Camacho.
  • De un solo cutarrazo, el gobierno le quitó a la Universidad de Panamá 63 millones de dólares de su presupuesto. En otras partes del mundo, el rector se habría inmolado y los profesores seguirían su digno ejemplo.
  • Tropas panameñas y colombianas estarán metidas durante meses en unas extrañas maniobras, dizque para mejorar la seguridad. Ahora todos saben dónde va a parar la plata de la Educación, la Salud y planes sociales.
  • Los rivales están saboteando al precandidato panameñista José Blandón. En la metrópoli demoran en recoger la basura y dejan desperdicios dentro de las alcantarillas, para que su candidatura se ahogue con aguaceros.
  • Sin política migratoria oficial, será posible ver a extranjeros con velos, ruanas, turbantes y cédulas panameñas en mano en centros de votación. Así podrán pagar al oficialismo los “favores” de ingreso al país, ¿o no?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here