El Dedo del martes 14 de mayo

0
141

Por Niko Jones

  • Como si fuese Dodge City, Washington manda sheriffs y marshalls a Panamá, para intimidar a los blandengues. Ojalá que el nuevo gobierno sepa ponerse las espuelas ante tanta arrogancia gringa y rancias campañas de servilismo.
  • El mayor logro de Juan Guaidó en Venezuela fue apagar la luz, que volvió al día siguiente. En Panamá, inspiró a un candidato de libre postulación anaranjado, que perdió las elecciones. Mal ejemplo, sin duda, para los jóvenes.
  • A los panameños les roban todo, hasta el modo de caminar. Ahora, se sabe que robaron al país los datos de Salud de 3,4 millones de panameños. Todos sospechan de Gringolandia, la tierra donde surgen y explotan los escándalos.
  • En el distrito de Barú, productores se cansaron de que gente del SENAFRONT los persiga y destruya sus cultivos. Ya le advirtieron al gobierno: “el que busca rejo, solito se lo anda buscando”. ¡Qué se oiga alto y claro en Banapiña!
  • La Asociación de Comunidades de Don Bosco preparó un acto de aniversario bien “cachimbón” para salvar al poquito humedal que queda tras la vorágine desatada por autoridades locales, pillos y devoradores del ecosistema. ¡Bien!
  • Algo raro sucede en Boca La Caja. Los malandros andan en lujosos vehículos 4 X 4, como si las calles fuesen de ellos. Después de que ellos pasan en carros “pifiosos”, pasa la Policía. Sería bueno investigar, por si las moscas.
  • El sismo que sacudió a Chiriquí ocurrió mientras que en los cines de Panamá proyectaban la dramática película noruega “Terremoto”. Al final, queda claro que sin monitoreo y prevención, los panameños seguirán condenados.
  • Muchos esperan que antes de salir del Palacio de las Garzas, para volver a su pintoresca ciudad de Pesé, Juan Carlos Varela revele en qué manos quedó la “máquina pinchadora”. Ese instrumento ha servido para hacer canalladas.
  • En materia deportiva, se requiere una manda bien verraca y un milagro para que la selección nacional de fútbol levante cabeza. El próximo gobierno está obligado a poner las reglas claras y no amparar a “pelechadores” y “rebuscones”.
  • UNICEF puso el dedo en la llaga, al advertir el “notable incremento” de migrantes niños y niñas en la frontera entre Colombia y Panamá. Ojo: muchos de ellos son vistos como valiosa mercancía para la prostitución y narcotráfico.
  • ¿En qué acabarán los casos de alto perfil en la Procuraduría General, incluido los cuentos sobre magistrados que tienen filmados? Hace rato que Kenia Porcell no dice nada. Sería bueno que hable antes de que termine el gobierno.
  • Es extraño, pero en Panamá ningún candidato perdedor en las elecciones del 5 de mayo se ha suicidado. Algunos no sacaron los votos de su mamá, pero el Harakiri o la toma del té de cicuta no está en la agenda de los políticos.
  • ¿Qué pasara en este período con las concesiones portuarias y favores a empresas del gran capital? La población tiene velas encendidas para que “Nito” Cortizo se ilumine, haga justicia y rompa vínculos con bellacos acaparadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here