El Dedo del martes 12 de febrero

0
114

Por Niko Jones

  • Dicen las malas lenguas que desde Washington llegó a la Cancillería de Panamá un regalo en el Día de San Valentín: una flor gringa y el manual CANVAS de cómo tumbar un gobierno en Sudamérica. ¡Ternura de Trump!
  • El pilluelo del copete dorado que amenaza al mundo desde Washington ya se echó de enemigo del Papa Francisco, por el tema de los muros, pero también los rusos le dijeron: ¡No te metas en Venezuela, o te jodes cabrón!
  • ¿Sabrá alguien qué va a hacer el presidente Juan Carlos Varela a Costa Rica después de haber visitado la sede del Comando Sur para recibir instrucciones? La apuesta por la guerra no es el camino, señor presidente.
  • En los armarios de políticos que se casaron con la propuesta subversiva de Juan Guaidó en Venezuela huele a enano muerto. El momiaje no puede prestarse a poner en riego el canal interoceánico. No hay que permitirlo.
  • Tortugón volvió a hacer de las suyas en el Casco Antiguo. Botó al fotógrafo Carlos Ortega Luna por apoyar a un candidato vicepresidencial que tapaba baches en la calle. ¿Será esa la democracia que soñaba Arnulfo?
  • Viene el carnaval y están a la venta los disfraces de tortuga ninja, para fanáticos de la farsa. Se sabe que los jubilados y pensionados se resisten a utilizar ese atuendo, después de rechazar el uso de las “zapatillas del pueblo”.
  • En áreas bananeras en la provincia de Chiriquí saben que las multinacionales no son lo mismo que Disneylandia, donde todos viven felices y agarrados de las manos. Ojo: tienen más de un siglo de estar robando tierras.
  • No en vano los productores agropecuarios siguen afilando el hacha, cansados de las masivas importaciones de alimentos autorizadas por el gobierno. Están dispuestos a dar la lucha, con tal de derogar el decreto ley 11 de 2006.
  • El economista Rolando Gordón puso el dedo en la llaga al señalar que el dos por ciento del déficit fiscal de Panamá. Ello implica más deuda. La danza de los millones de dólares terminará trasladará el costo a los panameños.
  • ¿Existirá Mi Ambiente? No les vendría mal a sus técnicos darse una vuelta por la Avenida Omar Torrijos. La están devastando y vendiendo tucas a buen precio. Los culpables deberían estar presos, pero se ríen del delito.
  • Con “cara de yo no fui” y un rosario en las manos, Ricardo Martinelli ha dicho a todos: ¡soy inocente! Parece verdad, luego de que el ex jefe de Policía Gustavo Pérez puso un pie fuera de la cárcel. El aquelarre está montado.
  • Aún no está claro quién puso a firmar a difuntos en libros de candidatos presidenciales a la libre postulación. Todos los magistrados niegan tener las manos untadas de zombis, pero hace falta alguien que investigue a los vivos.
  • Algunos políticos quieren aprovechar el Año del Cerdo del horóscopo chino para hacer marranadas en Panamá. Se espera que en las próximas semanas empiecen las campañas feas y sucias urdidas por los cerdos de la derecha.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here