El Dedo del martes 7 de mayo

0
119

Por Niko Jones

  • Definitivamente, el arrastrómetro puso a Panamá en primer lugar, tras su rechazo categórico a la detención del diputado venezolano Edgar Zambrano, metido hasta los tuétanos en trampas y conspiraciones. ¡Así no se hace patria!
  • Todo ese cuadro de bochorno diplomático ocurría mientras que Donald Trump, el infeliz pilluelo del copete dorado, ordenaba cortarle el suministro de la luz a la Embajada de Venezuela. La maldad gringa ya no tiene límites.
  • En Panamá, hay diputados y diputadas que deben su escaño a los shows en la TV, donde tiran huevos y agarran sogas. La tía Mayín también se metió con su forlón (coche antiguo de cuatro asientos) en el Parlamento. ¡Felicitaciones!
  • Ahora que es diputada electa, Mayín podría pasear con el profesor Edwin Cabrera y “limar asperezas”. Es posible que sus alusiones a la negritud del comunicador sean de puro cariño, y no alguna forma de maldición interiorana.
  • Los “dules” de Guna Yala empezaron la fiesta. Por primera vez en la historia, una mujer guna accede a la Asamblea Nacional, sin haber regalado cacao, tulemasi, chicha, yuca, y menos jamones. La dama dio cariño y recibió votos.
  • En la provincia de Los Santos, donde hay gente avispada, se dice que el diputado Tito Afú recupera fuerzas para luchar por una curul en 2024. Su derrota en 2019 no tiene que ver con un castigo de “La Moñona”, su virgen favorita.
  • El presidente Juan Carlos Varela, quien juró amistad eterna a “Ricky” Martinelli, terminaría recorriendo a pie la Gran Muralla China y dando de comer brotes de bambú a los osos panda, para no enfrentar a la Justicia en Panamá. ¡Jo!
  • A los hermanos de Pesé los acusan de sepultureros del panameñismo. Se olvidaron de las enseñanzas de “Fufo” y hasta del poeta atómico Javier Hernández. Buen salto le desean “Ricky”, Abdul, Gustavito, Frank y “Pipo”.
  • El lema “inundó, pero hizo” no sólo debería ser aplicado al alcalde José Blandón, sino a los “chambones” constructores de áreas aeroportuarias en Tocumen. Luego de los primeros aguaceros, quedaron como el lago de Xochimilco.
  • Por cierto, la destrucción de manglares en Tocumen y Juan Díaz, pasará la factura al aeropuerto. La codicia de robarle tierras al humedal del Pacífico, tiene su costo. Es bueno que tengan lindas “pangas” (canoas) como en Venecia.
  • Es triste saber que un hombre murió en Panamá por caer de un árbol al que subió para conseguir señal de su celular. Las compañías proveedoras dan pésimo servicio y cobran. La ACODECO lo sabe, y mira al cielo. ¡Jesús alabado!
  • En Isla Boná, sigue oliendo a corrupción. Nadie sabe cómo quedará el chanchullo de la terminal petrolera en esa ínsula, a la que algunos bellacos consideran la Isla del Tesoro. El único tesoro allí son las aves marinas y los delfines.
  • Los panameños tienen en la mira al próximo gobierno para impedir que se embarque en la nave de la privatización del IDAAN. Es deber del IDAAN garantizar el derecho del acceso al agua, y no andar en chusmerías y bajezas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here