El Dedo

0
70

El Dedo

Por Niko Jones

  • A las empresas contaminantes, se les fue la mano en pollo. Han demandado por 10 millones de dólares a la ambientalista Larissa Duarte, defensora del río Cobre, por supuestas pérdidas económicas causadas. ¿Quién dijo miedo?
  • Las golpizas se han puesto de moda en cárceles panameñas. A los reos recién llegados les dicen que se prepararse para una sesión de manduco, como ocurrió en un centro penitenciario en Colón. Tal vez, sea algún nuevo método didáctico.
  • Después del vinil rosado que Lorena Castillo mandó a colocarle al accidente geográfico bautizado como La India Dormida, en una campaña contra el cáncer, le pondrán a esa elevación un panty rosado, para completar la obra.
  • Ya empezaron a amarrar a buques debajo del Puente Centenario, con la venia de la ACP. No demorará mucho para que aparezcan los “bien cuidados”, que cobran por cuidar a las unidades aparcadas, aunque no haya moros en la costa.
  • Bayano digital celebra que siga vigente el Concurso Nacional de Fondo Cine, pero insta a los organizadores a pagarle el premio a los ganadores de la versión anterior. ¿Por qué ese concurso salió de las manos del INAC al MICI?
  • “Al perro viejo no lo capan dos veces”, indica un dicho popular. Por ello, algunos investigadores universitarios se preparan, aunque tarde, para analizar el acuerdo entre Ecuador y Costa Rica sobre fronteras marítimas que tocan a Panamá.
  • En las áreas del Canal de Panamá, la deforestación es un hecho. Mientras sigan dando concesiones a empresas y a empresarios sin escrúpulos, el patrimonio de los panameños estará en riesgo. La ACP y Mi Ambiente lo saben.
  • A Panamá, ha vuelto a entrar arroz importado sin control y en grandes cantidades. La denuncia la hizo Mario Domínguez, quien habló de “golpes bajos” a los arroceros que tienen el huerto ya sin flores, sin hojas, sin verdor.
  • Además de aguas negras en las calles, las Ciudades de Panamá y Colón carecen de un sistema de clasificación de basura. Da vergüenza que sus respectivos alcaldes no sepan que ambas ciudades están dominadas por zombies y piedreros.
  • Continúan los escándalos financieros y todos miran a este país. Sin una estrategia, la filtración de “Bahamas Leaks” sigue enrareciendo el ambiente. El gobierno panameño está obligado a coger el toro por los cachos y sacudirse el fango.
  • Amanecerá y veremos, y que nadie llore.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Enter Captcha Here : *

Reload Image