El Canal de Panamá entre la soberanía y la voracidad. Editorial del martes 12 de febrero

1
156

La proximidad de la designación del nuevo administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha reavivado el debate sobre el manejo del principal recurso económico de este país y la presión que ejercen grupos elitistas para regir la vía interoceánica con las misma la agenda del capital financiero que desmanteló al sector agropecuario y debilitó a la incipiente industria nacional.

Una veintena de personas aspiran a dirigir la ruta canalera desde una perspectiva de lucro, en la que se ha perdido el horizonte de garantizar el mayor uso colectivo posible que originalmente dio sentido a la recuperación de la vía acuática y las áreas ribereñas con vocación portuaria y logística. Intereses multinacionales han permeado el proceso de selección del administrador.

Hasta hace poco, se apostaba a la transparencia de la Junta Directiva del Canal, para adoptar decisiones trascendentales, pero el estallido de escándalos de corrupción en este país genera dudas sobre el manejo prudente de las decisiones que atañen a todos. De hecho, dos de los directivos canaleros han sido muy seriamente cuestionados por vicios y comportamiento irregular.

Ninguna regla de procedimientos impide, hasta ahora, que el próximo administrador del Canal provenga de las filas del oficialismo, que instó a las autoridades canaleras aumentar las contribuciones directas al Estado panameño mientras negocia con potencias extranjeras la atracción de capitales a áreas marítimas contiguas para explotar la valiosa posición geográfica en el ámbito global.

El nuevo administrador de la vía interoceánica no sólo debe afianzar la confianza de los inversionistas y armadores de buques en una empresa eficiente en manos panameñas desde 1999, sino que requiere el perfil necesario para armonizar las relaciones laborales y asegurar el transito seguro y neutral de las naves que utilizan el canal ampliado en tiempos de incertidumbre y tensión.

Es evidente que grupos económicos han intentado meter sus manos en el Canal de Panamá, para politizarlo y obtener réditos tras haber recibido jugosas concesiones de uso de tierras en áreas de alto valor, a la que se suman instalaciones adaptadas a la aprobación de nuevos segmentos en el tipo de buques en tránsito del modelo naviero “Neo Panamax”, de alta capacidad de carga.

Los panameños merecen tener en el Canal de Panamá a un administrador idóneo, con experiencia, pero, sobre todo, con una responsabilidad patriótica, que no ceda ante presiones nacionales e internacionales, y proteja la soberanía en la franja canalera. El Canal no es un botín para ser engullido y tampoco puede ser cedido a manos extranjeras para sacrificar la neutralidad.

La responsabilidad sobre la vía interoceánica no sólo involucra el tránsito de barcos, sino la posibilidad de establecer negocios portuarios a partir de la idea de optimizar la posición geográfica, sin dar paso a la voracidad de ricos nacionales y extranjeros. Los beneficios de esa vía deben servir para el combate de la pobreza y promover el bienestar colectivo de la población que ha puertos los muertos en la lucha por la soberanía.

1 COMENTARIO

  1. Reciban un fraternal saludo de paz y bendiciones desde México. La defensa del Canal de Panamá es parte integral de la Soberanía de la Patria de Omar Torrijos Herrera. Este año 2019 es clave en Nuestra América y tenemos varias efemérides panameñas que nos invitan a reflexionar. Una de ellas, triste por cierto, la Invasión Imperialista Estadounidense en el año 1989, que nos llenó de luto, dolor y también de coraje. Ahora en la agenda inmediata de nuestros pueblos: Aumentar la Solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela, con su población y con el gobierno legítimo que preside Nicolás Maduro Moros. Es necesario que todos los gobiernos de Nuestra América, entiendan: Respetar Independencia, Integridad Territorial, Soberanía y Unidad de la Patria del Libertador Simón Bolívar. Atentamente, Fernando Acosta Riveros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here