Dibujar es la técnica más eficaz para memorizar, según científicos canadienses

0
36
.
Investigadores canadienses estudian el efecto del dibujo. (Craig Chivers / CBC)

Por Leonora Chapman | amlat@rcinet.ca

Lo dice una investigación canadiense. Hacer un dibujo es más eficaz que escribir una nota para recordar algo, según ha evidenciado un trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Waterloo, en la provincia de Ontario y que ha sido publicado en la revista “Experimental Aging and Research”.

Todos podemos dibujar, aunque tal vez no tan bien como Diana Robson.

Ella es profesora de arte voluntaria en Baycrest, un hospital de Toronto enfocado en el cuidado de personas mayores y el envejecimiento saludable.

Se ha encontrado que los adultos mayores son tan eficientes como las personas más jóvenes cuando se trata de recordar información nueva, siempre y cuando dibujen lo que intentan recordar.

Ese fue el hallazgo de un estudio canadiense reciente, que respalda una investigación previa que muestra que dibujar ayuda a la memoria mejor que escribir notas o que imaginar algo en su mente o mirar imágenes relacionadas. Los investigadores dicen que la representación de imágenes en papel incorpora múltiples formas de representar la información: con habilidades visuales, espaciales, verbales, semánticas y motoras.

Los investigadores de la Universidad de Waterloo realizaron una serie de pruebas en 24 estudiantes universitarios y 24 adultos mayores de 65 años que tenían cognición normal.

Para los adultos mayores y los jóvenes, el dibujo tiene una “influencia sorprendentemente poderosa” en la memoria, concluyeron, en un artículo publicado en Current Directions in Psychological Science.

A los participantes se les mostraron 30 palabras cada una, todas ellas sustantivos que se podían dibujar fácilmente. Luego se les dijo si debían dibujar o escribir cada palabra, dentro de un límite de 40 segundos. De las 30 palabras estudiadas, 15 fueron seleccionadas al azar para ser dibujadas y 15 escritas.

Ambos grupos mostraron una mejor retención de memoria cuando utilizaron el dibujo en lugar de escribir para codificar la nueva información, recordando aproximadamente el doble de la cantidad de palabras que dibujaron, en comparación con las que escribieron. Además, tanto los participantes jóvenes como los mayores tenían un nivel de retención similar si solo se consideraban las palabras dibujadas recordadas.

Se le pidió a un grupo de voluntarios que memorizaran una lista de palabras o definiciones. La mitad recibió instrucciones de escribirlos repetidamente. A los otros les dijeron que los dibujaran para memorizarlos. ¿A quién le fue mejor cuando se hizo la prueba para recordar?, resulta que los dibujantes fueron los mejores.

Las personas mayores se desempeñaron peor con las palabras

Sin embargo, los adultos más jóvenes recordaron más palabras que los adultos mayores. Estudios previos han indicado que esto se debe a que los adultos jóvenes tienen más probabilidades de participar espontáneamente en estrategias de codificación basadas en imágenes para recordar palabras.

“Creemos que el dibujo es particularmente importante para las personas con demencia porque hace un mejor uso de las regiones del cerebro que aún se conservan, por lo que podría ayudar a tener una mejor memoria a las personas que experimentan un deterioro cognitivo”.

Melissa Meade, neuróloga y candidata a PhD en neurociencia cognitiva en la Universidad de Waterloo, realizó el estudio junto con Myra Fernandes, profesora de psicología en neurociencia cognitiva, y Jeffrey Wammes, un recién graduado de doctorado de la universidad.

“El hecho de que no vimos una diferencia entre los adultos mayores y los más jóvenes cuando dibujaron ese tipo de memoria, tal vez fue lo más sorprendente para mí”, le dijo Meade a CBC.

“Cuando estás dibujando, básicamente estás pensando en cómo se ve algo, así que eso va a utilizar una parte del cerebro involucrada en el procesamiento visual”.

“Incluso si sus dibujos eran prácticamente incomprensibles, todavía muestran este efecto del dibujo, y eso es muy emocionante”, le dijo al radiodifusor público CBC la Dra. Susan Vandermorris, neuropsicóloga en Baycrest Center, un hospital de Toronto que se especializa en atención de adultos mayores y envejecimiento saludable.

¿Por qué dibujar es más eficaz que escribir, para retener algo?

Para resolver esto, los investigadores trataron de dilucidar por qué era tan efectivo el tema del dibujo. ¿Tendría el mismo efecto trazar un dibujo existente, de una idea? ¿Mirar la representación visual de alguien más? Si bien estos dos enfoques fueron mejores que solo leer una palabra o concepto, el dibujo los superó a todos.

La hipótesis de los investigadores es que el dibujo le da a tu cerebro tantas formas diferentes de interactuar con material nuevo: tienes que descubrir cómo dibujar imaginándolo en detalle en tu mente, experimentas el sentimiento físico de representar esa idea y luego al final, miras la representación visual de la misma.

Diane Robson, maestra de arte en Baycrest tiene 72 años. El efecto de dibujo también funcionó igual de bien para los participantes mayores de 65.

Ella dijo que el estudio le da una motivación adicional para hacer que las personas mayores dibujen más este año.

“Podría intentarlo para ver si es más fácil de recordar”, dijo Robson.

Meade explica que a medida que envejecemos, nuestra memoria se deteriora, junto con estructuras críticas en el área frontal de nuestro cerebro.

Pero las capacidades de procesamiento visual-espacial se realizan en la parte posterior del cerebro, en un área que permanece casi intacta durante el envejecimiento normal.

Los investigadores dicen que incluso un dibujo de cuatro segundos puede ayudar a las personas a recordar una palabra, y creen que la técnica podría ser útil para las personas con demencia.

Melissa Meade, neuróloga y candidata a PhD en neurociencia cognitiva en la Universidad de Waterloo dirigió la investigación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here