Cuba fortalece comercio con Panamá pese a bloqueo de EEUU

El gobierno de Cuba aboga por potenciar el crecimiento de su economía en un plan de desarrollo hasta el 2030, dirigida, principalmente, a los sectores priorizados del país.

0
52
El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Cuba, Rubén Ramos, durante la inauguración del pabellón de Cuba.

Por David Carrasco

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Cuba, Rubén Ramos, afirmó que Cuba pretende desarrollar el comercio bilateral con Panamá, en una nueva era de beneficios mutuos, pese al bloqueo económico contra la isla intensificado en la administración del presidente estadounidense Donald Trump.

Ramos hizo e señalamiento durante el acto de inauguración del pabellón cubano en la Feria Comercial Expocomer, un evento multisectorial anual que concentra en un área de 14.000 metros cuadrados a 650 expositores de 37 países, y en el que Cuba presentó una muestra de 12 sectores económicos representativos.

Subrayó que el intercambio comercial entre Cuba y Panamá creció en 2018 en más de 10 millones de dólares, y en el futuro será incrementado a través del cumplimiento del acuerdo de complementación económica de acceso preferencial, que fue actualizado en 2014 por representantes de ambos países.

Ramos resaltó que Cuba enfrenta obstáculos creados por el bloqueo aplicado por Estados Unidos, pero pretende estrechar sus vínculos comerciales con Latinoamérica y el Caribe, y aumentar la oferta exportable de bienes y servicios a la región.

“La economía cubana se enfrenta a una situación coyuntural compleja, con limitaciones”, a causa del bloqueo comercial y financiero de la administración del presidente Donald Trump, que “echa por tierra” los avances alcanzados durante el mandato de su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, dijo el representante oficial cubano durante su participación en Expocomer, ante representantes oficiales, diplomáticos y empresarios.

Esas medidas unilaterales recrudecen las sanciones contra Cuba y compañías cubanas, que previamente habían sido incluidas en el capítulo tercero de la Ley Helms-Burton, adoptada en 1996 por el presidente Bill Clinton. La legislación pretende perpetuar la hostilidad en la política de Estados Unidos hacia Cuba y radicalizar las sanciones y procesos arbitrarios en tribunales estadounidenses contra unas 205 empresas cubanas.

Ramos sostuvo que “la actividad de comercio exterior está dirigida hacia los objetivos que permitan intercambios sostenidos y diversificados que conlleven a una reducción de nuestra elevada dependencia importadora y a una mayor capacidad productiva con alta tecnología eficiente y con encadenamiento productivo”, para la sustitución de importaciones.

Manifestó que la nueva y avanzada Constitución de Cuba, aprobada por más de siete millones de cubanos en una consulta pública, reconoce el carácter socialista del sistema socioeconómico, pero también el papel del mercado y la inversión extranjera en ese país, para potenciar el desarrollo del modelo vigente hasta el 2030.

Ramos invitó al gobierno y a los empresarios de Panamá a participar en la XXXVII edición de la Feria Internacional de La Habana, del 4 al 8 de noviembre, y la XVI versión de Expo Caribe, que sesionará en Santiago de Cuba, del 19 al 22 de junio, que albergará, además, la sede del XII Foro Empresarial de la Asociación de Estados del Caribe.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here