Crece la presión sobre el franco por la incertidumbre global

Guerra comercial China-EEUU tiene efecto monetario.

0
10
El franco suizo se vuelve a apreciar con respecto a otras monedas, incluido el euro. (Foto: Keystone / Laurent Gillieron).

Swissinfo.ch

Uno de los efectos secundarios de la creciente guerra comercial entre China y Estados Unidos es la apreciación del franco suizo. La divisa helvética adquiere nuevamente el papel de valor refugio. Se vuelve más atractiva para los inversores y obliga al Banco Nacional Suizo (BNS) a salir en su defensa.

Durante la mayor parte del mes de julio, cada euro se vendía a 1,10 francos suizos. Sin embargo, durante los últimos días del mes inició un acelerado proceso de fortalecimiento de la moneda helvética que la llevó a un tipo de cambio de 1,09 francos suizos por euro.

Diversos economistas, entre ellos Janwillem Acket, del banco Julius Bär, consideran que los mercados están inquietos debido al recrudecimiento de la disputa comercial entre China y Estados Unidos. El pasado lunes, la tensión aumentó por parte de China, lo que provocó el debilitamiento de su moneda (el renminbi) frente al dólar estadounidense.

La apreciación del franco suizo es una mala noticia para la industria exportadora y el sector turístico del país. El turismo, en particular, había mostrado un desempeño muy positivo en los últimos tiempos.

Según Acket, el sector manufacturero ya está en recesión, lo que podría obligar a las autoridades a tomar medidas. Un escenario parecido ya se vivió en el pasado y llevó al banco central de Suiza a intervenir en el mercado de divisas [vendiendo francos y comprando otras monedas, bonos e instrumentos de inversión] para amainar la presión sobre la moneda helvética.

Banco central en acción

Si bien el BNS siempre es discreto en su actuación y declina dar detalles sobre sus intervenciones en el mercado, una señal de que estaría trabajando para evitar la apreciación del franco es la cantidad de dinero en efectivo que tienen los bancos comerciales en sus bóvedas. Estas reservas sumaban 583 000 millones de francos (597 000 millones de dólares) el pasado 31 de julio. Se trata de un 3% más que el mes previo, lo que deja claro a los expertos que el BNS ya estaría en acción.

Otra herramienta de la que dispone el BNS para lograr que el franco sea menos atractivo para los inversores internacionales es reducir los tipos de interés. Pero en Suiza ya están en terreno negativo (-0,75%) desde hace tiempo. Y la tendencia internacional se dirige en el mismo sentido: Estados Unidos bajó sus tipos de interés la semana pasada y se espera que el Banco Central Europeo (BCE) haga lo propio el mes próximo.

Esto obligaría al BNS a actuar de forma similar, anticipa Acket, reduciendo la tasa de interés suiza a -1%, si se observa que el tipo de cambio llega a 1,06 francos suizos por euro.

Por su parte, los bancos comerciales suizos han comenzado a transferir estas tasas de interés negativas a sus clientes corporativos. El UBS, banco líder en la gestión de fortunas internacionales, está listo para usar tasas negativas con sus clientes más acaudalados a partir del próximo año, lo que significaría que dicha clientela pagaría por resguardar sus fortunas en el banco, en vez de recibir rendimientos por ello.

Definición

El franco suizo es una divisa que suelen comprar los inversores y especuladores en periodos de crisis, por ejemplo, cuando otras monedas -como el euro o el dólar, están bajo presión.

De ahí la definición del franco suizo como un valor refugio.
Pero la fortaleza del franco se debe también a la estabilidad política y económica de Suiza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here