Comandante Juancho, la utopía no ha muerto

“Estoy cansado que se monten sobre nuestra espalda, para ascender al poder”.

1
902
Juan McKenzie participó activamente en la organización de familiares y amigos de los caidos durante la invasión.

Por Cecilio E. Simon E.
Coordinador General de la Vanguardia Torrijista

Juan McKenzie, Juancho para sus amigos y camaradas, falleció el sábado 28 de septiembre de 2019, después de una breve, pero intensa batalla por la vida.  Se atrincheró y convocó a sus camaradas al combate y a renovar la lucha por la soberanía nacional.

Comandante Juan McKenzie

Su testamento político fue breve pero contundente, “Estoy cansado que se monten sobre nuestra espalda para ascender al poder”.

Así sentenció, con la vehemencia que lo caracterizó, el legendario comandante operativo del M-20, en la reunión de la dirección de la VT, convocada el pasado 12 de septiembre para realizar el análisis de coyuntura política.

Juancho, lideró la Asociación Federada del Abel Bravo en Colón. En 1976 fue uno de los 100 «hombres de cara al viento» que subió a Coclesito, bajo la consigna “si falla la negociación armas para la liberación”.

Bajo esa consigna, el 9 de enero de 1977, la Gloriosa Federación de Estudiantes de Panamá (FEP) convocó a la toma simbólica de la Zona del Canal por varios puntos, en las ciudades de Panamá y Colón.

El puente de las Américas

9 de enero de 1977 (Foto archivos de Bayano)

En esa fecha miles de estudiantes marcharon, con las banderas de las FEP, al puente de las Américas, bajo jurisdicción de los Estados Unidos.

9 de enero de 1977, la FEP arrió la bandera de los Estados Unidos (Foto archivos de Bayano)

La bandera en el Triángulo Shayler

Teodoro Hunt arrió la bandera de los Estados Unidos, que ondeaba junto a la panameña en el “Triangulo Shayler”, contiguo a la Asamblea Nacional.

Siembra de Banderas en Cocolí

Humberto Toala, Hermes Alvarado (Chacachoa) y Cecilio Simon salieron de Chorrera, al frente de unos 30 compañeros de la FEP, para sembrar banderas en Cocolí. Durante la siembra soldados del ejército de los Estados Unidos nos apuntaban y su oficial ordenó que saliéramos de ese sitio militar. Tras de nosotros se movilizó una columna de la guardia nacional al mando del Mayor Fernando Quezada, jefe de la 5ta. Zona Militar de la Chorrera, quien parado en un «Jeep» artillado con una ametralladora .50 en la mano, dijo al oficial norteamericano: «si ustedes disparan, nosotros disparamos».

McKenzie impidió la salida del tren de Colón

De la multitudinaria movilización de la FEP en Colón, se destaca la valentía que caracterizó a Juancho y su disposición de entregar la vida por la liberación nacional. Ese 9 de enero la movilización en Colón fue acompañada de un acto de valentía sin presedente y de audacia política. McKenzie se acostó en los rieles del ferrocarril,  controlado por los Estados Unidos en la Zona del Canal, e impidió la salida del tren. 

Siendo secretario general de la FEP en Abel Bravo, sitió, durante una protesta, el cuartel de la Guardia Nacional en Colón, para exigir reinvidicaciones…ese era Juancho.

La épica fuga del Comandante del M-20

Integró la elite combativa de “La Tendencia” en San Miguelito, a las órdenes de Luis “Lucho” Gómez y arma en mano enfrentó la invasión del 20 de diciembre de 1989.

Juancho murió invicto, nunca fue derrotado por los invasores, ni por el “triunvirato” juramentado en la Base norteameticana en Clayton. Integró el M-20, una célula clandestina con antiguos miembros de la Fuerza de Defensa y participó en acciones, como por ejemplo la liberación y la frustrada intentona golpista del coronel Eduardo Herrera Hassan del 5 de diciembre de 1990.

Después de esa acción pasó a la clandestinidad. Fue brevemente encarcelado por un fiscal de la “izquierda colaboracionista” con el gobierno de la invasión, que persiguió a los combatientes.

Escapó de las celdas de la PTJ. Nos cuenta el comandante Juancho, que algunos de sus custodios que estudiaban, tenían dificultades con las matemáticas.  Él los ayudaba a resolver los problemas y poco a poco fue ganando su confianza. Compartía con ellos sus conocimientos y la comida.  El día de su épica fuga todos los custodios “dormían” y él salió caminando de la PTJ. ¡Así era la creatividad del comandante Juancho!

Resultado de imagen de INTENTONA GOLPISTA ENDARA
Tropas del ejercito de los Estados Unidos sofocan, el 5 de diciembre de 1990, el intento de golpe de estado contra Endara.

“Maricas son, maricas son, los que pidieron la invasión” fue la consigna creada por él, en respuesta a Billy Ford, que se coreaba en la marcha negra convocada el día veinte de cada mes, a partir del 20 de mayo de 1990,  para repudiar a los invasores y al gobierno títere. Fue destacado militante del “Comité pro Rescate de la Soberanía” organizado en junio de 1990.

Guillermo Endara, el presidente títere instalado por la invasión.

Rescate del Torrijismo

Como Torrijista, hizo esfuerzos por el rescate del ideario de Omar, murió cansado de cargar sobre la espalda a quienes solamente ven al Torrijismo como una marca de publicidad engañosa de mercadeo político.

El Ingeniero Juan McKenzie se graduó en Cuba.  Su sólida formación lo llevó a una exitosa carrera profesional en el campo de la tecnología electrónica, en lo público y privado a nivel nacional e internacional.

Como pastor evangélico rescató, con la biblia en la mano, a cientos de jóvenes en riesgo. Declaraba que, era partidario del Dios combatiente, que ordena luchar por la justicia social, la soberanía y liberación nacional.

Saludos comandante Juancho. Mientras vivan hombres y mujeres como tú la utopía no morirá.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here