Aumento de sueldos a la Policía y para jubilados nada

0
67
Agente policía impide el paso de jubilados durante una protesta. (Foto Panama Today).

Por Alberto Velásquez
Periodista

El cerco policial que preparó el Órgano Ejecutivo a los integrantes del Órgano Legislativo el dos de enero de 2019, es aún objeto de numerosos comentarios, especialmente por la posibilidad de que en ese momento se pudo romper el orden constitucional de Panamá.

Hay múltiples razones para considerar esta y otras posibilidades, principalmente por un hecho evidente: el sospechoso y desproporcionado aumento en los salarios de los policías, y los cambios en la estructura de mando de esa institución, que en vez de garantizar seguridad eficiente a los ciudadanos ha servido, principalmente, para amedrentar, frenar a la fuerza e impedir manifestaciones sociales. Casos típicos contra los productores agropecuarios y los jubilados que exigen pensiones decentes.

En los gobiernos de Martinelli y ahora de Varela, los agentes policiales en servicio activo recibieron aumentos de sueldo en 2010, 2011, 2016, 2017, y uno más a partir de la segunda quincena de enero de 2019.

¿Cuáles han sido los propósitos de esos incrementos, si la ciudadanía se queja a diario de los múltiples casos policivos y una delincuencia galopante? ¿Seguridad sólo para los del Ejecutivo?

En 1972, además de un general y un coronel había 5 tenientes coroneles. A partir de 2009, inventaron los cargos de ministro y viceministro de Seguridad Pública, crearon 15 comisionados de Policía. Hoy, hay más de 320 comisionados y subcomisionados, que corresponden al rango de coronel. Ellos forman parte de una superestructura adiposa que yace holgadamente en oficinas refrigeradas.

En 2009, un comisionado ganaba 1.800 dólares. En 2017, su salario base aumentó a 4.300 dólares, más 1.750 por gastos de representación y viáticos, sin incluir los sobresueldos. A partir de enero de 2019, los incrementos serán de 50 a 150 dólares. Los más beneficiados serán los tenientes, de 1.250 a 1.400 dólares.

Los aumentos de sueldos mencionados llaman poderosamente la atención. No es que estamos en contra de que se pague bien por sus servicios policiales. Pero, esas alzas serán para siempre, ya que ellos se jubilan con el último sueldo percibido, a una edad tan temprana que pueden recibir pensiones por un período entre 25 y hasta 30 años, a costa del erario público.

Anualmente, los sueldos de los policías cuestan a este país alrededor de 1.500 millones de dólares, sin que haya sido erradicadas la delincuencia y el narcotráfico.

¿Cuál es el propósito de esos aumentos, mientras en el resto del sector público los sueldos son estáticos? Los jubilados en instituciones que no pertenecen a los organismos de seguridad del Estado o fuerzas policiales, viven con asignaciones paupérrimas. De hecho, cuando ellos protestan, son atropellados por una Policía muy bien pagada. A la mayoría de los jubilados castigados por el alto costo de la vida no se le hace caso en las esferas oficiales. Tampoco se vislumbra que el gobierno actual ofrezca una respuesta satisfactoria a las demandas de quienes insisten en el tema de la equidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here