Adultos mayores en Azuero exigen desagravio

0
55
Filas interminables en el distrito de Tonosí.

Adultos mayores en Azuero exigen desagravio

Por Darío Saavedra
(Corresponsal en Azuero)

Tras aguardar su turno en largas filas, expuestos a los rayos del sol y a altas temperaturas, varios adultos mayores en el distrito de Tonosí, en la central provincia de Los Santos, quienes son beneficiarios del programa 120 a los 165, se desmayaron. Ese acontecimiento ha generado justificados pedidos de desagravio.

La deplorable escena se ha repetido en otros lugares del país y parece ser un patrón operativo inventado por alguien, pero hizo crisis durante la desorganizada venta de jamones navideños en barrios periféricos en la Ciudad de Panamá.

Personas de edad avanzada, entre ellos ancianos y ancianas, se han desvanecido por desmayos, debido a golpes de calor a la intemperie, mientras esperan sus pagos en las inmediaciones del banco estatal en Tonosí. En otros casos, terminan empapados por la lluvia, lo que puede predisponerlos a una gripe, resfriado o bronquitis.

Varias señoras consultadas por Bayano digital mientras hacían filas, calificaron de “arcaico” y “obsoleto” el mecanismo de pago. Opinaron que esa operación debe ser desarrollada en áreas techadas y confortables, donde podría haber una cortesía institucional, con la entrega de limonadas refrescantes y tazas de café

La respuesta de los consultados fue unánime, en el sentido de que hay que humanizar a los servicios del Estado y demostrar respeto y eficiencia hacia aquellas personas humildes que lo han dado todo por la patria, pero que carecen de jubilación o pensión.

Adultos mayores esperan mejor trato de parte del gobierno.

El Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) indicó hace algunas semanas que miles de personas reciben la Transferencia Monetaria Condicionada (TMC) a través del Banco Nacional, con las “Tarjetas Clave Social”, pero el sistema no está completamente armonizado.

Las autoridades han efectuado una depuración de listas oficiales, para evitar que haya abusos en el uso de beneficios, pero necesitan adecuar su sistema de distribución de subsidios sociales.

En Tonosí, los adultos mayores han exigido que los servicios públicos sean aplicados con responsabilidad y apego a los derechos humanos, sin necesidad de que las personas tengan que hacer filas ineficientes en las que queda al descubierto la poca capacidad de mejorar y escuchar los consejos y reclamos de la población.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here