Fútbol para damas, la apuesta de Infantino para la FIFA

0
20
Gianni Infantino (Foto: PL).

Por Raúl del Pino Salfrán

La Habana (Prensa Latina) – Gianni Infantino tiene un talento muy específico: sabe vender, y lo hace muy bien.

El actual presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) llegó casi de carambola a su silla en 2016, pero una vez allí ‒con su mirada amistosa y verbo ágil‒ ha revolucionado el mundo del fútbol y ha logrado sentar en una misma mesa a tirios y troyanos.

Luego de un 2018 marcado por la celebración exitosa de la Copa del Mundo de Rusia, el ejecutivo italo-suizo ha abogado por ampliar a 48 los participantes en el torneo de Qatar-2022, o incluso por la creación de un Mundial de Clubes de gran formato.

Esos proyectos, entre otros tantos, se materializarán o no en años venideros, sin embargo, Infantino recientemente ha apuntado todo su arsenal en función de la cita del orbe para damas, prevista para Francia a mitad de año.

Una apuesta arriesgada, porque de todos los deportes femeninos, el fútbol, a pesar de gozar de buena salud en varias latitudes, no es el más popular ni el más practicado.

Numerosos estudios resaltan a la natación y el ciclismo como las disciplinas preferidas entre las mujeres, y si de modalidades colectivas hablamos, sobresalen el voleibol o el baloncesto.

Mas la meta de la FIFA no sólo radica en llevar al fútbol para féminas a todos los rincones del planeta, sino también expandir su popularidad al otro sexo, una labor harto más compleja.

Para ello el mandamás del órgano rector del balompié universal cada vez que puede suelta alguna perla buscando llamar la atención sobre el evento que se realizará del 7 de junio al 7 de julio próximos en varias ciudades francesas.

Hace poco tiempo, en una entrevista que publicó la revista de la FIFA, el exsecretario de la UEFA (2009-2016) aseguró de forma contundente que en unos meses “las miradas de los hinchas de todo el mundo convergerán en Francia”. Una encomienda bien difícil, porque en ese mismo mes el hemisferio occidental tendrá ‒en Brasil‒ la Copa América de la Conmebol y en Estados Unidos la Copa de Oro de la Concacaf, ambos certámenes con la crema y nata de sus selecciones y jugadores.

Habría que ver si la fanaticada será capaz de cambiar a Messi, Neymar o Chicharito Hernández, por nombres desconocidos para muchos como los de la goleadora brasileña Marta, la guardameta estadounidense Hope Solo o la atacante noruega Ada Hegerberg, esta última ganadora del Balón de Oro femenino en 2018.

Muchachs de una calidad indiscutible con los botines enfundados y el balón en los pies, pero hablamos de un fenómeno mucho mayor, que pasa por derechos de televisión y precios de los boletos a los estadios, hasta motivos inclusos sexistas.

No obstante, Infantino se enfundó su mejor traje de vendedor y espetó sin miramientos que no le cabe “la menor duda de que aquellos que no estén familiarizados con el fútbol para mujeres se asombrarán de lo lejos que ha llegado y lo increíblemente alto que es el nivel”.

El máximo decisor de la FIFA lo tiene claro: “La Copa Mundial Femenina de Francia-2019 simplemente es la mayor y más fascinante competición de fútbol del año”.

Tras asegurar que su producto es el mejor, todo buen negociante debe ganarse la confianza del cliente, y para lograrlo nada mejor que aterrizar la mercancía a la realidad.

Por eso, el abogado de carrera también bajó la cabeza y admitió que todavía ‘hay mucho por desarrollar y mejorar, y todavía existe un largo camino que recorrer con respecto al fútbol masculino’.

Antes de terminar, puso su cara más seria al reconocer que “como presidente de la FIFA lo sé muy bien y es mi obligación ser consciente de ello”. Lo cierto es que el objetivo del ultrapoderoso ente del fútbol mundial en el 2019 está bien definido: las mujeres. No solo sumarlas a la práctica, sino hacer que verlas jugar sea atractivo, más allá de la belleza física.

Es un negocio cerrado, redondo. Y es un negocio que saldrá bien, porque la FIFA sabe lo que hace y, fundamentalmente, cuenta con el capital para lograrlo.

Cinco datos del Mundial de Fútbol femenino que todos deben saber

  1. Es la primera vez que Francia acoge el torneo, el cual en 2019 celebra su novena edición (China 1991 y 2007, Suecia 1995, Estados Unidos 1999 y 2003, Alemania 2011, Canadá 2015).
  2. La selección estadounidense es la máxima ganadora histórica con tres títulos (1995, 2003 y 2015) y es la única que alcanzado las semifinales en todas las justas anteriores.
  3. A diferencia de lo que sucede en el Mundial para hombres, en la cita para damas el equipo ganador se queda con el trofeo de campeón y para la próxima justa se fabrica uno nuevo.
  4. En la primera edición en China 1991, los partidos duraron sólo 80 minutos, con dos tiempos de 40 minutos cada uno.
  5. Las dos justas iniciales (China 1991 y Suecia 1995) se disputaron con solo 12 participantes, luego la cifra subió hasta 16 hasta y a partir de Canadá-2015 el torneo se expandió a 24 selecciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here