QUE NOS DEPARA EL DEVENIR PANAMEÑO

0
100
Question marks in uncertainty concept - 3d rendering

QUE NOS DEPARA EL DEVENIR PANAMEÑO

Imagen relacionada

Por Rubén D. Souza B.
Dirigente histórico
Partido del Pueblo

Diversos factores de la vida social panameña están inmiscuidos en el acontecer existencial de nuestra comunidad nacional.

Es una coyuntura histórica muy compleja en la que flotan en nuestro espacio nacional las tareas históricas pendientes del desarrollo social, del desarrollo de la soberanía nacional, del desarrollo económico, del desarrollo de la superestructura política y del desarrollo cultural a los niveles de las exigencias de la ciencia y la técnica impulsadas por los ritmos revolucionarios que impactan al mundo entero.

Los desafíos que gravitan sobre nuestra comunidad nacional son tan transformadores y desafiantes que toda conducta rutinaria y usual, en lugar de movernos hacia adelante, nos pone en retroceso, a más de lo mismo, lo cual conduce al desastre, porque la realidad panameña ya no tiene espacio para seguir en retroceso y caminando de recula.

Hemos llegado al límite de la paciencia, al límite de la creencia “ en pajaritos preñados” que una gota más “ puede derramar el vaso”.

En este borde en que la opinión pública se balancea, se ha abierto el torneo electoral que culminará en mayo 2019. Por un lado, los politiqueros de siempre, que se acomodaron al orden impuesto por la invasión y ocupación yanqui en 1989 y condujeron a nuestro país al desastre que estamos viviendo, después de 28 años y, por el otro, la frustración popular general que ha puesto en jaque el tradicional dominio y poder del binomio oligarco-neocolonialista

Los politiqueros de todos los partidos que han administrado el poder yuxtapuesto por la invasión y ocupación en 1989, viven un sueño de opio, creyendo que pueden engatusar al pueblo otra vez, esos politiqueros expresan la experiencia inmediata. excluyendo sus causas por lo que esos mismos maleantes políticos, esos mismos clientelistas y esos mismos vende patrias, se asoman a pedir el voto para repetir el poder en sus manos. Todas las reformas con las cuales se hacen gala hoy, no son más que un vestido a la medida del poder fallido que sigue vigente.

Ninguno de esos politiqueros se atreve a denunciar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que es la causa de nuestra crisis del mercado interno y que ha llevado a los productores agropecuarios a la calle.

Ninguno de esos politiqueros se atreve a denunciar que el sabotaje contra la vida del General Torrijos fue provocado por el imperialismo yanqui y por los oligarcas lacayos panameños. Ninguno de esos politiqueros levanta el estandarte que dejó en herencia el General Torrijos de liberar a Panamá del “paraguas del Pentágono” y poner el poder deliberativo en manos del pueblo y no en manos de una asamblea aristocratizada en la cual se enmarca la continuidad de la dictadura oligarca imperialista.

En el debate político electoral que ha comenzado, brilla por su ausencia el tema y significado de las relaciones diplomáticas de la República Popular China, ´potencia mundial socialista, con el estado panameño que sigue siendo reserva geopolítica estratégica yanqui y reserva del poder político de los lacayos panameños.

La sociedad panameña está rodeada por un medio global y regional que se mueve a ritmos acelerados y se intercomunica casi instantáneamente por la técnica informática. Esta realidad contemporánea envuelve nuestra singularidad doméstica por lo cual se debe advertir que los ritmos de cambio que están moviendo la época social mundial, incluyen a todos los pueblos del mundo por lo cual Panamá no es exclusión y los cambios objetivamente necesarios, se van a dar por las malas o por las buenas. Este es el dilema ante el cual estamos abocados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here