Panameños defenderán en las calles la soberanía nacional

0
122
Movilización antiminera en las calles de Panamá.

Ciudad de Panamá, 5 sep (Prensa Latina) – Líderes de organizaciones sindicales, sociales, ambientalistas, docentes e indígenas de Panamá reafirmaron hoy que defenderán en las calles la soberanía nacional, amenazada por un contrato minero suscrito entre el Gobierno y una transnacional extranjera.

Tras recorrer céntricas arterias de esta capital, una multitudinaria marcha devino mitin de protesta frente a la sede del parlamento para rechazar el pacto de concesión que beneficia a la compañía canadiense First Quantum por la extracción de cobre en Donoso(Colón), pero compromete la propiedad de las tierras, espacio aéreo, la flora y la fauna; además de causar severos daños a la naturaleza, según varios oradores.

Los oradores instaron a rechazar el contrato minero.

En la concentración popular, el secretario general de la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente, Marcos Andrade, demandó a los diputados que no jueguen con el pueblo patriota y señaló que se mantendrán vigilantes de su actuación y la posibilidad de que incurran en un acto de traición de darle el visto bueno a ese texto sometido ahora a debate por una comisión técnica.

Andrade reiteró la necesidad de un plebiscito para que el Gobierno escuche al pueblo y las voces que demandan que el contrato sea rechazado por inconstitucional, tal como lo dictaminó la Corte Suprema de Justicia en 20217.

Por su parte , uno de los voceros de la Alianza Pueblo Unido por la Vida e integrante de una delegación de los colectivos que fue recibida por los diputados, Saúl Méndez, resaltó que similares manifestaciones acompañaron a la de la capital en las provincias de Colón, Darién, Veraguas, Chiriquí, Bocas del Toro y la región de Azuero, entre otras.

En las calles, los obreros exigieron justicia social.

Como aconteció en junio de 2022 , recordó, cuando el pueblo organizado tomó las calles para gobernar e imponer al Ejecutivo que redujera los altos precios de los alimentos, el combustible, los medicamentos y la electricidad, esta vez un contrato leonino con el cual se pretende entregar los recursos naturales ha despertado la ira y esas protestas en todo el istmo.

Marcelo Guerra, presidente de la Confederación Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá, afirmó a su turno que los originarios son los verdaderos veladores de la naturaleza, de ahí su repudio y respaldo a este enfrentamiento a la minería a cielo abierto, que contamina los ríos y sus tierras.

A nombre del Movimiento Pensamiento y Acción Transformadora (PAT), el dirigente nacional Miguel Quintero; y también Gilberto Solís, de la Universidad de Panamá, dijeron a Prensa Latina que los estudiantes y en general las juventudes revolucionarias del país canalero cuestionan este contrato lesivo a los intereses de la mayoría de los panameños, de ahí su demanda que no sea aprobado por los diputados.

Este martes en un encuentro de los legisladores con pobladores del distrito de Donoso, donde está enclavada la mina, varios de sus moradores exigieron rechazar ese texto y remitirlo el Ejecutivo para su reelaboración en condiciones más favorables para el país.

El economista William Hughes precisó que entre los reclamos sobresale la declaración de una moratoria a la minería en el país y que se convoque a científicos, intelectuales y expertos que brinden más elementos sobre el futuro de esa actividad extractiva y su inserción en el desarrollo nacional.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí