Panamá disfrutó el triunfo de Fidel Castro y su Revolución

0
214
David Carrasco, director de Bayano digital. (Foto: Prensa Latina).

Por Nubia Piqueras Grosso

Panamá, 26 jul (Prensa Latina) – ¡Ganó el hombre, ganó el hombre!, así vociferó en plena calle un joven panameño la victoria de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959, liderada por Fidel Castro.

En aquel entonces, yo era un niño, contó el director del periódico Bayano digital, David Carrasco, que en ese momento no sabía a quién se refería, sólo después supo que aquel muchacho hablaba de Fidel Castro, mientras recorría las calles del capitalino barrio de Betania con la noticia.

Desde la central ciudad de Chitré, donde hace cuatro meses está confinado debido a la Covid-19, el periodista recordó que ese nombre lo escuchó por primera vez de boca de su papá, porque todas las noches sintonizaba una emisora de onda corta en la que se hablaba del Movimiento 26 de Julio y de la resistencia del pueblo cubano.

En sus anécdotas también destacó que cuando el pueblo se volcó a las calles de La Habana y otras ciudades de Cuba para recibir a la Caravana de la Libertad, Panamá estaba en carnaval y el carro alegórico que más llamó la atención era el que llevaba a unos jóvenes disfrazados de guerrilleros cubanos.

“Aún tengo fresca en mi memoria las escenas, donde jóvenes panameños aplaudían y hasta los niños creían que era un grupo de revolucionarios cubanos que llegaron a Panamá, los que estaban encima del carro”, relató Carrasco al referirse al impacto de este hecho en la juventud panameña.

Durante el encuentro online, a propósito del Día de la Rebeldía Nacional en la mayor de las Antillas, el colega aseguró que eso demuestra un sentimiento de identificación con la lucha del pueblo cubano.

Muestra de ello es que, durante ese período, jóvenes que luego se destacarían en la política del país y asumirían cargos importantes en el gobierno del general Omar Torrijos, discutían en las noches, en la capitalina Plaza Catedral, sobre el futuro de la Revolución Cubana, sus líderes y ese gesto patriótico y revolucionario que debían emular, acotó.

El veterano reportero, quien trabajó en la corresponsalía de Prensa Latina en Panamá, rememoró que, durante los ataques y sabotajes a Cuba, sindicalistas y el movimiento estudiantil crearon cadenas humanas para proteger a la embajada de la isla en el Istmo frente a cualquier acto de la contrarrevolución.

“Aún después de la ruptura de las relaciones entre los dos países, por mandato de Estados Unidos, siempre hubo un nexo con el gobierno y pueblo cubanos”, dijo.

Tanto es así, que “cuando Cuba enfrentó uno de los momentos más hostiles del bloqueo, lo cual repercutió en la alimentación por la falta de insumos y la aparición de una serie de plagas misteriosas que atacaban los cultivos, Omar Torrijos recibió una donación de arroz de una organización internacional y cuando tuvo en sus manos el papel, escribió sobre él: esta es una donación para el gobierno y pueblo de Cuba”, relató.

Lo cierto es que la apertura de las relaciones durante el mandato del general Torrijos cambió el horizonte de América Latina porque a partir de entonces, gobiernos de otras naciones empezaron a ver en ese tipo de vínculos, un nuevo mundo de cooperación, subrayó.

Por ello, “Cuba y Panamá han sellado siempre sus relaciones y seguirán manteniéndolas pese al hostil movimiento internacional creado por Washington”, y espero contar con amigos que puedan testificar ese nivel de cooperación, hermandad, lucha y compromiso. ¡Feliz aniversario en este día!”, concluyó.

Conferencia realizada para destacar la gesta del 26 de julio. (Foto: Prensa Latina).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here