Organizaciones populares exigen respeto a neutralidad del Canal

1
429
El Canal de Panamá debe ser una ruta de paz, un paso neutral y no de guerra.

Organizaciones populares y personalidades panameñas suscribieron y emitieron un comunicado para exigir al gobierno de Panamá la aplicación de una política exterior coherente, que permita garantizar la neutralidad  y la seguridad de la vía interoceánica.

La declaración fue firmada y distribuida en respuesta a la posición asumida por la Cancillería de este país ante el inquietante estallido del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, y la peligrosa manipulación de Estados Unidos para tratar de imponer su hegemonía en un mundo en crisis.

Para conocimiento de nuestros lectores, reproducimos el texto del mencionado manifiesto al país, en el que se advierte el riesgo de abandonar el principio de la paz y el compromiso de la neutralidad permanente del Canal de Panamá:

Manifiesto al país

La neutralidad de Panamá

Las organizaciones populares y sociales de Panamá, ante la delicada y explosiva situación mundial que se ha producido por el reconocimiento de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk por parte de la Federación Rusa, hacemos las siguientes declaraciones:

1. Los posibles enfrentamientos de Rusia con elementos fascistas o pronazis del gobierno de Kiev, que Rusia había advertido reiteradamente antes que no podían ser tolerados y que están produciendo el exterminio y la masacre de la población prorrusa, pudiera ser la llama y el pretexto que convierta la imaginaria crisis de Ucrania en un polvorín mundial del cual ningún lugar del mundo estará a salvo.

2. La no expansión de la OTAN hacia el Este – hacia Rusia – fue una promesa incumplida de Occidente al presidente Gorbachov, y la misma sigue inspirando a sus mentores, específicamente EUA, para debilitar y hacer desaparecer a los pueblos y Estados, en este caso Rusia, que no se someten al gendarme mundial, cuyo fin ulterior es frenar de paso el crecimiento económico y el progreso social de la República Popular de China.

3. Panamá, incluido su Canal, podría ser destruido en una guerra nuclear (que sería total), o mediante otras formas, al margen de lo que piense su población, en vista de su posición privilegiada ante el comercio mundial como la ruta de abastecimiento más importante y vital de EUA, así como parte de la estructura estratégica de EUA.

4. Panamá, que se encuentra sometido a un peligroso y nulo Tratado de Neutralidad y sus enmiendas, pactado a perpetuidad, que pone la protección y defensa del Canal bajo la exclusiva responsabilidad de EUA, es un objetivo legítimo de represalia para potenciales enemigos de Washington.

5. El Tratado de Neutralidad y sus enmiendas permiten el “paso expedito” (discriminatorio) a barcos de guerra de EUA, “independientemente de su armamento”, o sea, hasta armados con armas nucleares, lo cual plantea una clara incompatibilidad con el Tratado de Tlatelolco de 1967, firmado por nuestro país en1971 y ratificado en abril de 2019, que nos obliga a prohibir las armas nucleares y, por ende, su paso por la vía interoceánica.

6. El Tratado de Neutralidad y sus enmiendas pretenden autorizar a EUA a intervenir militarmente en Panamá “sin el consentimiento” del soberano (Enmienda DeConcini).

7. Clamamos ante el mundo que nuestro pueblo es neutral en éste y cualesquier otros conflictos armados y que no colaboraremos con ninguna aventura militar de EUA.

8. Ante el mutismo del actual gobierno de Panamá, las organizaciones populares y sociales, actuando en un Frente Nacional común y bajo el Artículo 141 de la Constitución Nacional que hace radicar la soberanía en el pueblo, DECLARAMOS:

9. Que nuestro pueblo repudia el Tratado de Neutralidad Permanente y Funcionamiento del Canal y sus enmiendas, suscrito a perpetuidad el 7 de septiembre de 1977; que rechazamos cualquier alianza y complicidad de nuestro gobierno con las aventuras guerreristas de EUA y que nos opondremos a la ilegal militarización de Panamá y a todo intervencionismo por parte de EUA.

10. Que nuestro pueblo exige y reclama una Constituyente que contemple nuestros intereses nacionales, uno de los cuales es nuestra aspiración a ser un país verdaderamente neutral.

11. Que, en tanto el actual gobierno o los próximos no oficialicen por los mecanismos internacionales apropiados esta DENUNCIA, la misma permanecerá como un MANDATO para las presentes y futuras generaciones de panameños.

Julio Yao Villalaz, Centro de Estudios de Países Estratégicos Asiáticos de Panamá (CEEAP); Asociación Panameña de Apoyo a la Reunificación de Corea (APARCO), cédula 2-42-718.

Juan Carlos Más, Consejo Nacional Defensa de la Soberanía y la Paz (CONADESOPAZ) (Consejo Mundial de la Paz).

Daniel Antonio Vargas Arauz, presidente, Asociación de Docentes de la Universidad de Panamá ( ADUPA), 4-101-2213.

Franklin Ledezma Candanedo – Panamá- Cédula No. 4-71-69.

Jorge Macías Jaramillo, médico y ecologista, 2-75-23.

Jorge González, 8-482-943.

Melquiades González Gaitán, 8-167-881.

Conrado Cuevas, Asociación Panameña de Apoyo a la Reunificación de Corea (APARCO).

Rolando de la Torre, 8-378-252.

Movimiento de la Juventud Popular Revolucionaria (MJP).

Melquiades Delgado Caballero – Panamá. Cédula No.4-100-987

Edgardo Eudoro López Garisto, Panamá, cédula No. 4-254-204.

Adhesiones desde el exterior:

Amable Fernández – Venezuela. Cédula de ident. N° 3764157

Winston Orrillo Ledesma – Perú – DNI 06031515. Premio Nacional de Cultura del Perú.

Carlos Pérez Morales – Puerto Rico.

1 COMENTARIO

  1. Exelente articulo y esperamos que este gobierno y su presidente reflexionen y tomen esto muy en serio que Panama debe tomar siempre una postura neutral para no poner en riesgo a la población ni al Canal de Panamá y dejar de estar en la OEA y La ONU votando en contra de ningun pais porque Washington lo ordena, ya no somos colonia Panamá se respeta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here