Once de octubre: el reto de Conrado

1
366

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

El viernes 11 de octubre de 1968 se produjo un golpe de Estado cuartelario.  Ese año, la crisis de los partidos políticos que se turnaban en el poder, tras sucesivos fraudes electorales, tocó fondo. La  Guardia Nacional, como gran árbitro interesado, entró a dirimir nuevamente las confrontaciones inter oligárquicas.

Militares en política

Desde  la década de los 40 del siglo pasado, el coronel José Antonio Remón Cantera y luego su sucesor el General Bolívar Vallarino, dirimieron los fraudes y las disputas por el poder.

Recortes de periódicos del momento. A la izquierda, foto del presidente Remón y a la derecha, la de Rubén Miró

Desde 1940 hasta el magnicidio del 2 de enero de 1955, José Antonio Remón Cantera fue determinante para el ejercicio del poder, lo llamaban el constructor de presidentes. Mónica Guardia reseña, de la siguiente manera, su incursión, a la que ella denomina política sucia:

  • En 1940, siendo un capitán de la Policía Nacional (Remón Cantera) de 33 años, se estrenó en la política sucia como parte de un cuerpo policial que arrinconó al candidato presidencial Ricardo J. Alfaro, que corría contra el oficialista Arnulfo Arias Madrid.
  • Las violentas amenazas lograron amedrentar a Alfaro, quien renunció a su candidatura, dejando a Arias como único aspirante a la Presidencia.
  • Pero Arnulfo era Arnulfo.
  • Pocos días después de asumir la Presidencia, enviaba a Remón lejos del país, a Estados Unidos, supuestamente a unos ‘cursillos de perfeccionamiento’.

Desde 1967 hasta el golpe de Estado en 1968, el país estaba políticamente convulsionado. La Asamblea Nacional destituyó al Presidente Marco Aurelio Robles Méndez  y dio posesión a Max Del Valle.

En medio de violentas manifestaciones en respaldo a los dos presidentes, el General Bolívar Vallarino, comandante de la Guardia Nacional, no acató la decisión de la Asamblea Nacional y respaldó a Robles.

Robles, acusado de haber ganado de manera fraudulenta las elecciones de1964 contra Arnulfo Arias, ascendió al poder con el respaldo de la Guardia Nacional.

Golpe de Estado y represión

En este contexto, el golpe de Estado del 11 de octubre 1968 fue la respuesta de la Guardia Nacional, para dirimir la crisis política generalizada que vivía el país.

En tanto, el movimiento popular, con su tradición antimilitarista, enfrentó el golpe de Estado y una fracción, incluso, se alzó en armas junto a los panameñistas.

1969  represión y depuración

  • En febrero de este año, Boris Martínez, considerado el brazo fascista del golpe fue purgado y enviado al exilio.
  • Se desterró a la dirección del Partido del Pueblo.
  • Su juventud fue encarcelada y, en circunstancias no esclarecidas, fue asesinado el dirigente Floyd Britton.
  • El 16 diciembre de ese año,  con el contra golpe de Omar Torrijos, se produjo la segunda depuración de los golpistas.  A partir de este momento Omar inició el acercamiento al movimiento popular.

Reto de Conrado a Omar

A inicio de 1970, el dirigente estudiantil Conrado Gutiérrez, confrontó a Omar Torrijos en un encuentro con los estudiantes del Instituto Nacional.

Conrado reclamó la libertad para los presos políticos, la vuelta al país de los desterrados

En ese memorable encuentro, el joven dirigente, oriundo de Chilibre, demandó justicia social y retó a Omar Torrijos a que se uniera a la lucha contra la presencia colonial de los Estados Unidos en Panamá.

Como resultado de ese encuentro, se liberaron los presos políticos, algunos desterrados retornaron al país y hubo una reconfiguración de los cuadros de dirección política que acompañaron a Omar; entre ellos Adolfo Ahumada, ex secretario general de la Unión de Estudiantes Universitarios, quien desempeñó un papel fundamental para la aprobación del Código de Trabajo en 1972.

El 7 mayo de 1970 Omar respondió a la demanda de Conrado.

En una carta al Senador Edward Kennedy Omar señaló:

No recuerdo, hasta hoy, un solo incidente, en los tiempos en que comandaba tropas especializadas en orden público, en que la razón no estuviera de parte del grupo hacia donde apuntaban nuestras bayonetas.

Cuando era capitán, sofoqué un levantamiento guerrillero dirigido por jóvenes estudiantes y orientado por una causa justa. Fui herido. El más herido de mi grupo y también el más convencido de que esos jóvenes guerrilleros caídos no representaban ni el cadáver ni el entierro de las causas de descontento que los había llevado a protestar mediante una insurrección armada.

Pensé también, al leer su proclama, que, de no haber tenido el uniforme, yo hubiera compartido sus trincheras. Aquí fue donde surgió mi determinación de que, si algún día podía orientar la suerte de nuestras Fuerzas Armadas, la matrimoniaría en segundas nupcias con los mejores intereses de la patria.

Omar reivindicó al Che y Allende

En su carta a Kennedy, Omar, con profunda convicción internacionalista, que fue clave para obtener solidaridad internacional para la reivindicación de la soberanía en todo el territorio nacional, reivindicó al Che Guevara y denunció a Pinochet que acabó a sangre y fuego con el gobierno legítimo de Salvador Allende:

Tómese en cuenta el hecho de que el militar de más alto rango de Panamá escribe esta carta a este senador de los Estados Unidos, a menos de tres años de la caída en combate de Ernesto “Che” Guevara en Bolivia (octubre, 1967), a manos de fuerzas asesoradas por especialistas en contrainsurgencia salidos de bases norteamericanas en la Zona del Canal de Panamá.

 

Poco más de tres años después (septiembre, 1973) y con apoyo de la CIA, el militar Augusto Pinochet dio el golpe de Estado en Chile, acabando a sangre y fuego con el gobierno salido de las urnas, presidido por Salvador Allende.

Descredito de los partidos políticos

El 11 de octubre devino, de un tradicional golpe de Estado de la Guardia Nacional para dirimir los conflictos políticos inter oligárquicos, a un proceso revolucionario.

Fue necesario cerrar la desacreditada Asamblea Nacional y suspender los corruptos partidos políticos para establecer, en 1972, la Asamblea Nacional de Representantes de Corregimientos.

Quienes llamaron “burros” a los Representantes de Corregimientos y exigieron el restablecimiento de la “democracia” partidista y su representación en el Órgano Legislativo, ahora hacen campañas para favorecer la partidización de la sociedad civil y demandan, incluso, el cierre de la “corrupta” Asamblea Nacional.

Omar Torrijos, 11 de octubre de 1971 ¿Gobernador de qué? (Foto Fundación Omar Torrijos Herrera).

El reto de Conrado se materializó el 11 de octubre de 1971 con la célebre frase de Omar: ¿Gobernador de qué?

La victoria del desarrollo

Con los Tratados Torrijos Carter, Omar respondió al reto de Conrado; ahora hace falta que los gobernantes, respondan al reto de Omar, en favor del pueblo panameño:

“El vacío que deja nuestra victoria sobre la Zona del Canal de Panamá, debe ser llenado con una campaña en el frente económico interno que nos de la victoria del desarrollo”

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here