Omar Torrijos y el valioso ideal soberano de la juventud panameña

0
111
General Omar Torrijos Herrera.

Por Elías Ríos

En 1973, cerca del edificio Electra, en la Avenida Justo Arosemena, en el área metropolitana, observé a lo lejos al general Omar Torrijos quien se acercaba caminando con paso firme para saludar a jóvenes dirigentes de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP). Ellos departían en la acera sobre temas políticos. Este recuerdo me llena de reflexión, en el sentido de que el jefe militar apostó por la vía del diálogo con la juventud estudiosa y antioligárquica.

Pero el aprendizaje fue mutuo- El jefe militar También aprendía del saber popular. De los indígenas, tomo la hamaca para reflexionar, pensar, descansar y también me imagino programarse en todo ese acontecer histórico y político. Por otro lado, tomó el simbólico sombrero campesino, la cantimplora y el uniforme de fatiga para recorrer el país entero y promover un estilo de consulta directa y organización.

En las oficinas de la FEP había una foto inmensa del Che Guevara. Que fue obsequiada por la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba (FEU), y que llevamos como un extraordinario estandarte a lo largo de las calles de la ciudad capital. Recuerdo que un día el general pasaba cerca del edificio y el compañero Conrado Gutiérrez, secretario de Organización de la FEP, lo invitó a pasar al recinto.

Torrijos se quedó de pie, mirando la foto del Che, y dijo en forma resuelta: “Muy bien, muchachos, ese es un gran ejemplo”. Jamás se me ha  olvidado ese momento único, que ocurrió tres años después del golpe de Estado del 1968. Tampoco he olvidado su carácter y visión política e ideológica para conducir este país.

Con el paso del tiempo, Torrijos creció como dirigentes popular y fue el artífice de los nuevos Tratados del Canal de Panamá. Sin duda, el estadista supo apelar a la solidaridad interna nacional, la dignidad nacional, la lucha por la soberanía y la liberación.

Hay algunas unas cosas que definitivamente no imitaría del general, entre ellas su hábito de fumar tabaco, porque jamás he fumado. Pero sí me agradan sus ideas, la conducción, la actitud y las características de un hombre de esa naturaleza. Una de las cosas que si tomaría como ejemplo, que imitaría definitivamente, sería esa costumbre de la hamaca para pensar, meditar y programarme en forma disciplinada.

Torrijos también dejó su impronta en los programas oficiales dirigidos a mejorar la situación de las mujeres en Panamá y su nivel educativo y profesional. Lo admiro por ello y por haber creado los Círculos de Orientación Infantil en los centros de trabajo del sector público, lo que fue de gran ayuda social a las familias. Debido a su liderazgo y decisión política de claro sentido patriótico, Panamá alcanzó los Tratados Torrijos-Carter, y la soberanía y descolonización sobre todo su territorio.

El 13 de febrero de 2021, Torrijos cumpliría 92 años de edad. Todo el pueblo panameño debería recordar el natalicio de este gran líder, quien en 1981 despareció sospechosamente en una tragedia aérea. Su legado aún perdura a través de un pueblo luchador y combativo, que vuelve a alzar las banderas de la reivindicación nacional.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here