Nito Cortizo: de la quinta a la sexta frontera

1
152
Julio Bermúdez Valdés, Periodista

Nito Cortizo: de la quinta a la sexta frontera

Por Julio Bermúdez Valdés
Redacción de Bayano digital

Laurentino Cortizo Cohen ha asumido la presidencia del país en medio de grandes expectativas, tanto por el desastre y la incapacidad del gobierno que encabezó Juan Carlos Varela, como por los compromisos asumidos durante su campaña, y ahora por un discurso que lo proyecta como continuador de la obra del general Omar Torrijos Herrera.

Tras recordar que a Panamá le tomó casi cien años recuperar el Canal y su soberanía, Cortizo subrayó que Omar Torrijos denominó aquella epopeya como la conquista de “la quinta frontera”.

“Han pasado casi 20 años -dijo- desde esa reparación histórica… que unió a nuestra nación en un solo territorio… y bajo una… sola… bandera. Ahora… la siguiente conquista es la Sexta Frontera… El combate contra la pobreza y la desigualdad”, puntualizó Cortizo.

No hay espacio para especulaciones. Cuando Torrijos decidió abanderar la centenaria batalla de Panamá por su soberanía, llamó a esa etapa como de “Liberación Nacional”; la otra, la que seguía era la Lucha Social, otra epopeya en la que los enemigos eran la pobreza y la desigualdad.

Veinte años después, pese a los ingresos cuantiosos aportados por el Canal, más de un millón de panameños sigue viviendo en la pobreza, más de medio millón en la extrema pobreza y muchos son los que señalan el Canal como el millonario botín de unos cuantos, sin que represente algún beneficio para quienes pusieron muertos, presos y perseguidos en esa lucha.

Para terminar de agravar la situación, el nuevo gobierno hereda un país que en los últimos diez años triplicó su deuda pública, pese a que en 2009 la proyección era de una tendencia a la baja; se incrementó el desempleo, se desatendió al sector agropecuario afectando la capacidad del país para alimentar a su población; el sector de la construcción entró en una crisis de la que no acaba de salir; el déficit financiero supera lo legalmente establecido y la población entró en tal desesperanza que mucho son los que reconocen en la administración Varela el peor gobierno en la historia del país.

Nito Cortizo fue enfático al decir que “el país de la bonanza no puede esconder el país de la miseria”, en una referencia directa a la asimetría existente entre el crecimiento económico que registra Panamá desde hace algunos años, y la pobreza que siguen experimentando una gran cantidad de panameños.

Nito Cortizo ha asumido la presidencia del país con buenas noticias, y lo fundamental: mirando hacia adentro del país, con un programa inmediato de 16 puntos en el que resume tareas destinadas a la recuperación económica, a resolver el pago atrasado a los proveedores del gobierno y a enviar cuanto antes a la Asamblea Nacional las reformas a la Constitución y a la ley de contrataciones públicas.

Mañana en Divisa realizará el primer Consejo de Gabinete de su equipo, en lo que hace recordar otra práctica que Torrijos llamó “el patrullaje doméstico”.

Nito Cortizo ha anunciado el diseño de un programa para “Estudiar sin hambre”, la creación en los primeros cien días de gobierno del Ministerio de la Cultura y la puesta en marcha de un Banco de oportunidades.

“Este mes -dijo- presentaremos a la Asamblea Nacional la propuesta base de reformas para dotar a Panamá de un nuevo orden constitucional”. El plan incluye una propuesta de ley de Asociaciones Público-Privadas para facilitar el desarrollo de las obras públicas, y un plan distrital llamado “manos a la obra”.

“Hemos observado un preocupante desbalance de la situación financiera del Estado. No hemos recibido la información completa. Tan pronto la tengamos, compartiremos con el pueblo panameño el estado real de las finanzas públicas, y presentaremos el plan de recuperación económica”, puntualizó el jefe de Estado.

Pero amen de la cuestión fiscal y las deudas, Nito Cortizo tocó el sensible tema de la cuestión social, así como la retoma de Pro-Panamá, una iniciativa que el gobierno perredista del doctor Ernesto Pérez Balladares puso en marcha en la segunda mitad de los años noventa y que consiste en impulsar desde el Ministerio de Relaciones Exteriores un programa para atraer inversiones extranjeras y promover la exportación.

Para el sector de la construcción, tan afectado en el último quinquenio, anunció un plan de reactivación que incluye la exoneración del pago de impuesto transferible al pago de viviendas, pero con mayor impacto.

Cortizo dijo que extenderá el interés preferencial en diferentes tramos hasta los 180 mil balboas. Es importante destacar que tal renglón fue dejado de pagar por la administración Varela impactando negativamente la venta y el pago de viviendas.

Que distinto es el panorama nacional cuando un presidente asume su rol, y pese a las dificultades heredades propone recortes y alternativas, y la posibilidad real de “hacer más con menos”, a través de una estrategia de “Austeridad con Eficiencia”.

No hubo en la intervención de Cortizo ni lamentos ni justificaciones, pese al hueco financiero heredado de la administración Varela y de la forma como fue triplicada la deuda publica en los últimos diez años.

Con un “hasta aquí, hasta hoy”, Nito Cortizo ha anunciado el fin de la incapacidad, la corrupción y el desgobierno que encabezó Juan Carlos Varela, y el retorno de Panamá al sendero de la lucha por el bienestar de todos, a la conquista de la sexta frontera (JBV).

1 COMENTARIO

  1. Saludos de paz y bendiciones desde México. El bienestar del pueblo panameño es una obligación compartida. Los aportes deben llegar desde las autoridades, procurando ofrecer alternativas de trabajo, educación y saludo que permita a los y las panameñas vivir con dignidad. La población también debe aportar al comprometerse a trabajar mejor, prepararse, ayudar al que menos tiene y también a quienes necesitan apoyo. La Austeridad de las autoridades será un ejemplo que comprometerá a la Población a participar decididamente en construir una nación sin exclusiones, donde todas y todos los panameños tengan Deberes y Derechos, sin excepción. Deseo éxito a Panamá. Atentamente, Fernando Acosta Riveros, colombiano-mexicano, admirador del general Omar Torrijos Herrera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here