Nicaragua y Rusia: defensa de la paz y aumento de la colaboración

0
40
Encuentro bilateral que reafirma la colaboración ruso-nicaragüense. (Foto: Danay Galletti Hernández).

Por Danay Galletti Hernández

Managua, 18 feb (Prensa Latina) – Nicaragua fue uno de los tres destinos en la región de una delegación rusa encabezada por el viceprimer ministro, Yuri Borísov, 23 días después del anuncio de Moscú sobre la ampliación del intercambio además con Cuba y Venezuela.

Precisamente, el alto cargo confirmó este jueves la posibilidad de incrementar la cooperación con Managua; la multiplicación del comercio bilateral, cuya cifra ascendió el año último a más de 160 millones de dólares, y la continuidad del apoyo otorgado, en más de cuatro décadas, al ejército nacional.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, por su parte, reconoció que la lucha y defensa de la paz está siempre presente en las agendas políticas de ambos países y calificó como «el mejor referente de la humanidad» el heroísmo de los ciudadanos soviéticos durante el enfrentamiento y derrota al fascismo.

A su juicio, en ese conflicto bélico de las primeras décadas del siglo XX, la entonces Unión Soviética salvó a Europa, Estados Unidos y a la sociedad internacional, aspecto «que no se puede olvidar», sobre todo, en los momentos actuales cuando nuevamente los imperios atentan contra la armonía mundial

Defensa de la multipolaridad

Leonardo González, docente titular del departamento de derecho de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) consideró a Prensa Latina que para Rusia el respaldo de la nación centroamericana en la región resulta significativo.

«Existe una historia común desde la construcción de la revolución popular contra uno de los representantes del imperio estadounidense Anastasio Somoza y la victoria de ese movimiento social en 1979. A partir de ese triunfo, los dirigentes sandinistas orientaron su mirada geopolítica hacia la URSS», indicó.

La nación centroamericana valora de Rusia su hegemonía tecnológica y su carácter de líder en recursos energéticos; sumado a ello, la búsqueda de alianzas al otro lado del Océano Atlántico demuestra, según el experto, la visión de Moscú de un mundo multipolar y de la necesidad de hermanamientos.

El país de lagos y volcanes respalda las acciones asumidas en el concierto geoestratégico por la Federación Rusa y para ese territorio euroasiático, «no somos simplemente una nación receptora de lo que producen o hacen», muestra de ello resulta el carácter de esta visita y las amplias posibilidades de colaboración mutua.

La llegada de la representación rusa, conformada por ministros, viceministros, expertos en desarrollo económico, finanzas, industria, comercio, defensa, energía, protección y bienestar humano, está mediada por la renovación de la política exterior nicaragüense, en este nuevo mandato de Ortega.

«A partir de 2007, fecha marcada por el regreso del sandinismo al poder, demostramos con las transformaciones sociales; el resurgimiento de un estado fuerte, democrático y de derecho y la cohesión de todos los sectores productivos, que nuestras relaciones internacionales son diversas», señaló.

González resaltó como una de las expresiones más recientes de esos vínculos el envío de dosis de las vacunas Sputnik V y Sputnik Light para el enfrentamiento al COVID-19; así como, la concesión de permisos para producir en Managua la tercera vacuna registrada en Rusia, CoviVac.

Rusia: un socio cercano

Para la licenciada en relaciones internacionales y derecho y politóloga, Andrea Pérez, la consolidación de los lazos entre Rusia y Nicaragua encarnan una larga e histórica amistad, basada en el respeto a la independencia y soberanía nacional y la cooperación en materia de salud, educación, defensa y transporte.

De acuerdo con la especialista, el regreso del exguerrillero al máximo cargo del ejecutivo determinó un relanzamiento de los vínculos y la firma de numerosos memorándums de entendimiento y colaboración, uno de los más recientes fue el suscrito en diciembre de 2021 vinculado a la energía atómica con fines pacíficos.

El documento, según trascendió, sienta las bases para el establecimiento de intercambio en una amplia gama de áreas, especialmente, respecto a la información a la ciudadanía sobre el uso de tecnologías nucleares y el empleo no energético de la energía atómica en la industria, agricultura y medicina.

«Rusia, desde luego, representa un significativo bastión en América Latina y el Caribe para combatir los intereses hegemónicos de Estados Unidos y construir un mundo multipolar. Es uno de nuestros socios más cercanos», argumentó a Prensa Latina.

La visita de Borísov indica la influencia de Moscú en la región y el reconocimiento a uno de sus actores comerciales principales: «nuestra posición entre el Mar Caribe y el Océano Pacífico es privilegiada y somos un país en resistencia continua frente a las embestidas del imperialismo estadounidense», aseguró Pérez.

En su consideración, los encuentros bilaterales tienen como propósito afianzar el respaldo de los gobiernos de Nicaragua, Venezuela y Cuba en el área y reafirmar su papel como gran socio regional, ante la nueva ola de agresiones contra el Kremlin y la posibilidad de que Washington le imponga sanciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here