Negro es igual a peligroso

0
114
ERNESTO HOLDER

Ernesto A. Holder
Comunicador social.
Columnista La Estrella de Panamá

Una reflexión un día después de finalizado mayo, mes de la Etnia Negra en Panamá. Los eventos virtuales a través de las redes sociales y las presentaciones en televisión abierta que se prepararon para esta celebración, en pleno recogimiento por el COVID-19, son dignos de aplaudir. Conferencias, poesía, danza, desfiles, etc., todos muy lucidos para los que tuvieron la oportunidad de sintonizar y participar.

Explorar temas más profundos sobre el bienestar y el futuro de nuestra etnia ha sido parte interesante de las propuestas virtuales que se dieron en este pasado mes. Entre otros, se reconocieron los aportes de la mujer afrodescendiente, los de la etnia negra a la Nación Panameña, los aportes en el currículo educativo formal y los aportes del África en el lenguaje panameño. Personalmente no pude participar en todos los eventos virtuales, por lo que no tengo claro si el tema que expongo hoy se atendió, aunque sea sus puntos más elementales.

En pleno inicio del siglo XXI no hay discusión de que la humanidad ha superado cientos, sino miles, de amenazas a la preservación de la especie (incluyendo las guerras que esa misma humanidad ha librado contra ella misma). Pero, con solo mirar el área de la medicina, por ejemplo, lo logrado en las últimas décadas después del fin de la Segunda Guerra Mundial, ha podido alargar la vida de muchos, quisiera yo pensar que, con el fin de ayudarnos los unos a los otros. Pero la realidad no necesariamente ha sido esa y la discusión sobre distribución de medicamentos para salvar (y alargar) la vida de los menos afortunados es “harina de otro costal” como señala el dicho.

En un mundo tan diferente, en sus más cercanas esquinas, es difícil que podamos llegar a nivelar las condiciones de supervivencia de cada individuo. No es cierto que “cada niño viene con su pan debajo del brazo”; mucho menos que la calidad y cantidad de panes sea igual. La gran mayoría de los que han nacido en los últimos cinco minutos tendrá que librar la batalla por la subsistencia cotidiana. Cada generación con más dificultad que la otra, por la simple razón de que las riquezas a nivel global, manejadas por un puñado de personas, no son distribuidas equitativamente.

Un sinnúmero de factores incide en que esa repartición no se dé y a estas alturas los conflictos se acentúan, las desigualdades son más enfáticas y la discriminación en todas sus formas predomina; más visible en algunas regiones, más sutil en otras e igualmente, más perversa para el desarrollo humano en todas. Los datos que arroja la presente pandemia del COVID-19 sustenta claramente ese precepto. La discriminación racial es el eje principal de los males que aquejan a todas las sociedades.

Desde la perspectiva personal, mi desarrollo está influenciada por un padre que trabajó en el sistema marginado de “Gold Roll” y “Silver Roll”. Tengo vivos recuerdos sobre el asesinato de Martin Luther King y el dolor de los adultos en el seno de mi humilde casa. El movimiento negro en los Estados Unidos, la explosión cultural reivindicativa a través de la música, el arte… Ángela Davis… Acá en Panamá: los movimientos de reivindicación del negro panameño y mucho más.

Y entonces supondríamos que las cosas evolucionan hacia mejor y que la vida de una persona negra y lo que puede aportar al desarrollo de la sociedad, sería tomado en cuenta sin prejuicios ni dudas. Pero no es así. Las formas han evolucionado, por ejemplo: para rechazar a los que tratan de emigrar de sus países explotados a costas europeas en embarcaciones peligrosas, buscando mejores oportunidades, hasta los que mueren a diario -sin motivo alguno- a manos de las autoridades en el primer mundo, como ha ocurrido recientemente en los Estados Unidos.

Más que celebrar los logros de nuestra etnicidad, también debemos discutir temas peligrosos para los afrodescendientes alrededor del mundo. El simple hecho de caminar por la calle, para un joven negro aquí o en el primer mundo, es un asunto de vida o muerte. Negro es igual a peligroso, es parte del “Perfilamiento Racial” y sostiene lo peligroso de ser negro en nuestras sociedades, no importa qué tanto la humanidad cree que ha avanzado. Hay que atenderlo discutirlo y trabajar afanosamente para resolverlo, amenaza a nuestra juventud y nuestro desarrollo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here