¡MOVIN, la transparencia empieza en casa!

Señor Rogelio Rengifo, la transparencia empieza en casa. Salga de la cómoda moral compartimentada. Le recuerdo que tráfico de influencia y el nepotismo es corrupción. Renuncia a su nombramiento, como presidente del Fondo de Ahorros de Panamá. ¡De un buen ejemplo a sus hijos, ellos lo merecen!

0
691
Rogelio Rengifo H. (foto publicada en Linked in)

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

El nombramiento de Rogelio Rengifo, destacada figura del Movimiento Independiente (MOVIN) y por añadidura integrante de la familia Planells, pone de relieve la moral compartimentada de ese “partido de la sociedad civil”.

Ellos, los de MOVIN, denuncian, por ejemplo, el nepotismo en lo público, en tanto practican ese vicio en lo privado. La moral compartimentada es equiparable a la afirmación del activista gay costarricense Jacobo Schifter, quien describe esa deleznable conducta de los varones latinoamericanos: “Ellos acompañan a sus hijas a misa y las tratan como si fuesen santas. Sin embargo, durante la semana, esos mismos individuos prostituyen a las hijas de otros, ya que aquellas pueden ser manejadas como putas”.

Bayano digital rechaza la designación de Rengifo como presidente del Fondo de Ahorros de Panamá, acto aprobado en la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional. Al parecer, su nombramiento transaccional es la respuesta del debilitado gobierno del presidente Laurentino Cortizo a la campaña sistemática de transparencia, desarrollada por MOVIN en las últimas semanas contra la administración presidencial.

El escandaloso nombramiento de Rengifo guarda relación directa con la moral compartimentada que fue denunciada por este medio informativo. MOVIN se precia de ser portaestandarte de la lucha por la transparencia, pero deja al descubierto su penosa moralidad, al exigir al gobierno, incluso a otras organizaciones sociales, la rendición de cuentas, sin fiscalizar sus propias actuaciones.

La orquestada campaña por la “Ley de delación premiada”, por ejemplo, culminó con su aprobación en la Asamblea Nacional de Diputados, el 2 de febrero de 2017. Ello coincide con la certificación de buena conducta expedida por su benefactora, la ONG Transparencia Internacional, que a fines del 2017 emitió un informe que otorga la máxima calificación a la constructora Odebrecht, por las “buenas prácticas de transparencia”.

Annette Planells (cuñada de Rogelio Rengifo), de MOVIN, exhortó a la Asamblea Nacional a debatir el tema, alegando que la delación premiada es necesaria. Adujo que esa es una herramienta que ha mostrado su efectividad en Brasil, Perú y Estados Unidos. Así lo reprodujo el periódico local La Prensa el 1 de febrero de 2017.

A diferencia del cuestionamiento generalizado de los ciudadanos, por la ridícula multa de 220 millones de dólares, impuesta a la transnacional del crimen, pagaderos en cómodos plazos, es inconsistente que MOVIN no se haya pronunciado.

MOVIN tampoco cuestionó que la “Ley de delación premiada”, de dudosa efectividad, garantizó que la Constructora Odebrecht ejecutara obras por cerca de 20.000 millones de dólares durante la administración Varela, en la que participaron connotados integrantes de su organización.

La transparencia negada de MOVIN queda al descubierto en sus Estados Financieros del 2018. Ese año, esa organización registró ingresos económicos sin precedentes, por más de 770 mil dólares, sin que a la fecha haya declarado el origen de los fondos, como lo hizo en años anteriores, ni el detalle del objeto del gasto por más de 400 mil  dólares en el año electoral 2019.

¿La coincidencia de esa “donación” estaría relacionada con la campaña por la “Ley de delación premiada”, que concluyó con un acuerdo de la Fiscalía Anticorrupción con la constructora Odebrecht?

Señor Rogelio Rengifo: ante las evidencias presentadas, ¿Cómo explica a sus hijos, que su nombramiento en un alto cargo oficial sea resultado del chantaje de su organización (MOVIN), que desarrolló una campaña de transparencia contra el gobierno en el que usted ahora se integrará?

¿Qué explicación darán sus hijos a sus amigos, luego de exhibir orgullosos el emblema de MOVIN, que heredaron de sus padres?

¿Cómo enfrentarán sus hijos el cuestionamiento de sus amigos, que seguramente los someterán al “bullying” en las redes sociales?

Señor Rogelio Rengifo: la transparencia empieza en casa. Salga de la cómoda moral compartimentada. Le recuerdo que tráfico de influencia y el nepotismo es corrupción. Renuncie a su nombramiento, como presidente del Fondo de Ahorros de Panamá. De un buen ejemplo a sus hijos. ¡Ellos lo merecen!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here