Mina a cielo abierto amenaza a la región más seca de Panamá

Estalla un nuevo escándalo minero.

0
245
Actividad minera en Cerro Quema genera riesgo ambiental.

Por Alberto Velásquez
Periodista y relacionista público

El comienzo de una peligrosa explotación minera a cielo abierto se cierne sobre el patrimonio hídrico y ambiental de Panamá. Se trata del proyecto minero Cerro Quema, destinado a la extracción de óxidos de oro, precisamente en la región mas seca del territorio, en momentos en que el fenómeno climático de El Niño amenaza a este país.

Pese a los cuestionamientos de grupos ambientalistas, el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), a través una resolución emitida este año, aprobó el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) al denominado Proyecto Minero Cerro Quema, para la extracción de óxidos de oro.

El proyecto aurífero será desarrollado por Minera Cerro Quema, S.A., cuyo representante legal es Sean Petersen Spragguett, quien propone extraer en una mina a tajo abierto el oro, utilizando una solución diluida de cianuro, para producir barras de doré. (Una barra de doré es un lingote de una aleación semi-pura de oro y plata, usualmente producida junto a la mina de cual se extrajo el mineral del que se obtuvo la mezcla de los dos metales).

La propuesta minera consta de cuatro fases, una de las cuales desarrollará actividades de minado de los tajos a cielo abierto en La Pava y Quemita, con voladuras y actividades operacionales relacionadas con el procesamiento de mineral y obtención de barras de doré con valor comercial.

El proyecto, firmado por la ministra encargada, de MiAmbiente, Diana A. Laguna C., el 25 de mayo, incluye el diseño de un área para el almacenamiento de materiales peligrosos, como el cianuro y un patio de lixiviación del material extraído.

La nueva concesión de extracción de minerales en suelo panameño, autorizada por el Ministerio de Ambiente, contradice totalmente los argumentos científicos en contra de expandir las zonas mineras en este país, principalmente a cielo abierto.

Una aclaración oficial indica que la resolución emitida tendrá una vigencia de dos años para el inicio de la ejecución del polémico proyecto, que es gestionado desde febrero del 2015.

Organizaciones ambientalistas y de productores agropecuarios rechazan los planes de crear enclaves mineros en la importante área biológica de Cerro Quema, en las faldas del Canajagua, identificada como fuente hídrica vital para  el sector agropecuario y el consumo de la población.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here