Lucha política popular y subsidios

0
59
Los oligopolios than crucificado a los panameños.

Por Antonio Saldaña
Abogado y analista político

La insurgencia popular en las calles de todo el país, iniciadas en la primera semana del mes de julio, la caractericé, en su momento, como una lucha política popular (“Revolcón popular”), mediante la cual el pueblo en las calles exigió el cumplimiento de “demandas democráticas”. (Bayano digital, 9 de julio de 2022).

Dicha conceptualización resulta sumamente importante, sobre todo, ahora que la confusión con un “estallido social» o «lucha social”, permite que sectores políticos mal intencionados saquen del “baúl de los recursos” el trasnochado argumento de la “lucha de clases” (enfrentamiento social) y el anti comunismo de la “guerra fría”, de mediados del siglo pasado, remozado con el anti madurismo, el anti castrismo o el anti sandinismo.

En circunstancias en que ni la lucha es social ni los actores tampoco. Se trata, ni más ni menos, que de una confrontación política del pueblo contra la oligarquía o el “factor real de poder” del pueblo, por un lado; versus el “factor real de poder» económico y el «factor real de poder” de las “entelequias políticas”, por el otro.

Pero, el anterior, no ha sido el único traslape político de la confrontación popular coyuntural. Asimismo, en la “mesa del diálogo de Coclé” han surgido malos entendidos que han derivado de debates absurdos y que los factores reales de poder dominantes y sus “gacetilleros” ignoran o no han querido esclarecer.

Me refiero a la adopción concreta o desarrollo de los consensos alcanzados. Se ha dicho que se acordó el “control de precios en 72 artículos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA), Ampliada y Saludable”, y el control de precios de la energía eléctrica. No obstante, en su establecimiento práctico o desarrollo jurídico, el régimen de Laurentino Cortizo Cohen, lo que ha hecho es otorgar un subsidio de 25% en el precio de mercado de la CBA, de 72 artículos, y 50% de subsidio en el mercado eléctrico.

Dicho de forma coloquial, al panameño que paga impuesto, el gobierno “le va a cambiar ‘plata’ del bolsillo derecho al bolsillo izquierdo del pantalón… dejando incólume los intereses de los causantes de los altos precios”, es decir, los comerciantes intermediarios inescrupulosos y las empresas mercenarias distribuidoras de energía eléctrica. (Bayano digital, 2 de agostos 2022).

Esos dos grandes errores de interpretación o confusiones de mala fe, han provocado dos nuevas situaciones. Un mayor malestar del pueblo por la falta de celeridad en el abaratamiento de los 72 artículos de la CBA y el incremento de los precios producto de la especulación salvaje, así como la lucha de clases promovida por sectores sociales conservadores y sus grillos mediáticos.

En conclusión, los participantes del “diálogo” con el gobierno, son actores políticos populares que gestaron este “derecho” con el “revolcón popular”. No son actores sociales, ni se trata de lucha social alguna.

Y, por el otro lado, las concesiones arrancadas al gobierno por los actores políticos populares —no sociales— se han traducido en subsidios —25% en el precio de los 72 artículos de la CBA y 50% en el precio de la energía eléctrica— y, en lo absoluto, en medidas de control de precios.

¡Así de sencilla es la cosa!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here