Los “halcones” siguen fuertes tras la destitución de Bolton

0
169
Los halcones de la Guerra Elliott Abrams, John Bulton, Mike Pompeo, Marco Rubio y Mauricio Clever-Carone

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

Tres acontecimientos marcan la persistente agresión de Estados Unidos a Venezuela. El primero de ellos es la repentina destitución del asesor presidencial John Bolton. El segundo, la activación del órgano de consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) y, tercero, la publicación de una foto del autoproclamado Juan Guaidó, en la que posa con dos cabecillas del grupo criminal “Los Rastrojos”.

“No estoy de acuerdo con Bolton, respecto a Venezuela

En su nota de 11 de septiembre, el periódico español El País atribuyó el despido de Bolton a sus declaraciones belicosas. No dejó de poner sobre la mesa la posibilidad de una intervención militar (en Venezuela) que el propio Trump no desea”, aseguró ese medio informativo. La activación del TIAR, promovido por Washington con el apoyo nueve países de la región, contradice el señalamiento del rotativo.

Los “halcones de la guerra” se encaminan a reforzar el carácter belicista del régimen de Trump que afirmó que “están abiertas todas las opciones”.  Ellos pretenden dar cobertura legal a las acciones injerencistas del llamado Grupo de Lima, que, promueve la intervención, incluso armada, en Venezuela en abierta violación de la carta de la OEA, que establece:

“La Organización de los Estados Americanos (OEA) no tiene más facultades que aquellas que expresamente le confiere la presente Carta, ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros”.

El ala guerrerista de la Casa Blanca busca legitimar las acciones ofensivas de Washington y de un minúsculo grupo de gobiernos confabulados para agredir a Venezuela, en abierta violación a la Carta de la OEA. Para ello, ahora, en una nueva escalada, pretenden activar del órgano de consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), creado en 1947, para derrocar al gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro.

El ex presidente de México Vicente Fox expresó, en un discurso pronunciado en la OEA en septiembre de 2001, durante una visita oficial a Washington, que “El TIAR, cuya base de defensa recíproca es una agresión exterior, ha demostrado en varias ocasiones que no era un instrumento confiable, y no pudo pasar su prueba de fuego en 1982, en la guerra de las islas Malvinas”.  Durante el mandato Fox México se retiró del TIAR en el 2002, y una década después, en el 2013, lo hizo Venezuela.

¿Quiénes mandan en la Casa Blanca?

A veinticuatro horas de la destitución de Bolton, La activación del TIAR vació, aparentemente, el desacuerdo del presidente Trump respecto al belicismo de su consejero en Venezuela y recuerda a todos quiénes son los verdaderamente mandan en la Casa Blanca.

¿Bolton se pasó de la raya?

Al parecer, el metamensaje de la frase es: Bolton fue destituido para evitar un escándalo similar al de Irangate, en el que Oliver North, consejero de Seguridad Nacional de Ronald Reagan, traficó drogas por armas en 1985, para financiar y apoyar a la contra en Nicaragua. Bolton se pasó de la raya cuando asoció al autoproclamado Juan Guaidó con el narcotráfico en Colombia.

La sucesión de acontecimientos que aceleraron la destitución de Bolton incluye las operaciones con bandas paramilitares en Colombia, para respaldar al autoproclamado Guaidó, como lo hizo Oliver North a favor de la “Contra” en Nicaragua.

El “selfie” de Guaidó

Dos días después de la anunciada destitución, circuló en las redes sociales una fotografía en el que Guaidó posa para un “selfie” junto a John Jairo Durán Contreras, apodado “Menor”, y Albeiro Lobo Quintero, alias “Brother”, dos narcoparamilitares detenidos en junio de 2019 por la Policía colombiana en el fronterizo Estado de Cúcuta.

Wilfredo Cañizares, responsable de la Fundación Progresar, advirtió sobre la entrada a Colombia, el 23 de febrero, del señor Juan Guaidó, con el apoyo y coordinación de “Los Rastrojos”, la banda narcoparamilitar que realiza actividades ilícitas en la frontera con Venezuela.

“Los halcones” siguen fuertes en Washington. La repentina destitución de Bolton no margina al “ala guerrerista” de la Administración de Donald Trump, ni representa un cambio de política hacia Venezuela, sino más bien puede considerarse un control de daño electoral frente a un escándalo similar al Irangate.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here