Los gestores del caos y la miseria extienden sus redes por América Latina

0
102
Laura Richardson. (Foto: Mark Wilson / AFP).

Por Raúl Antonio Capote*
Especial para Resumen Latinoamericano

Hace un poco más de un año, en enero del 2023, la jefa del Comando Sur de EEUU, la generala Laura Richardson, con total desembarazo mencionaba, en conversación realizada en el think tank Atlantic Council, el por qué a Washington realmente le importa Latinoamérica.

Recordemos sus palabras: “El 60% del litio del mundo está en el triángulo de litio: Argentina, Bolivia, Chile”.

“Los recursos de Venezuela también, con petróleo, cobre, oro”, continuó, destacando, además, la importancia del Amazonas, “los pulmones del mundo”.

A EE.UU. le queda “mucho por hacer…esta región importa… Tiene mucho que ver con la seguridad nacional y tenemos que empezar nuestro juego”, puntualizó.

Los hilos de la trama comenzaron a tejerse a toda velocidad, el poder del hegemón norteño se enfrentaba a grandes peligros, el avance de China en el continente, las relaciones de Rusia, cada vez más estrechas, con una región que ellos consideran su “patio trasero” resultaban intolerables.

Los gestores del caos, debo aclarar que ya venían trabajando con mucho entusiasmo desde años atrás, recordemos el golpe contra Evo en Bolivia y la destitución y prisión de Castillo en Perú, apresuraron su accionar, ante la posible derrota en Ucrania y Oriente Medio.

Generar el caos utilizando sus mejores herramientas en el Continente, por un lado, las ONG, al servicio del Imperio, trabajan a toda velocidad, dividiendo, comprando, comprometiendo, desvirtuando, sobre todo, el sentido de la lucha de sectores y grupos sociales importantes en el futuro de la región.

Por otro lado, los grupos criminales, las mafias del narcotráfico, instrumento efectivo y probado en la desestabilización hacen su labor, mientras los medios corporativos agregan “sal a la herida” con una narrativa de derrota, tragedia e incapacidad de los Estados para enfrentar el flagelo.

Ecuador ha sido víctima de la trama funesta, el país se transformó en un terreno de batalla irregular de grupos criminales, sin temor a error, podría señalarse que todo comenzó con una dolarización, que, entre otras muchas cosas, facilita el lavado y tráfico de divisas, amén de que convierte al país en una especie de rehén de una moneda extranjera.

Ahí está en Quito, la Generala yanqui, con su propuesta de plan de seguridad nacional para cinco años, ahí están las tropas estadounidenses, algo que hubiera sido imposible lograrlo, sin generar la protesta continental y la resistencia popular. Sin el caos y la ingobernabilidad construida, no hubieran podido hacerlo.

Un simple análisis de lo que sucede hoy en la región, demuestra el avance en todas partes de los carteles de la droga, grupos criminales actúan en la inmensa mayoría de los países latinoamericanos, con una fuerza jamás vista.

No por gusto, desde noviembre del 2023, Richardson, recorre el continente, Panamá, Ecuador, Uruguay, entre muchos otros países, han tenido “el honor” de recibir la visita y los consejos del Comando Sur, a nombre de la Democracia de Washington.

Queda mucho por hacer a los pueblos latinoamericanos, para frenar las ansias de dominio de los filibusteros del siglo XXI, los mismos piratas de las anteriores centurias que en nombre de la libertad, plagaron de miseria a Nuestra América.

(*) Escritor, profesor, investigador y periodista cubano. Es autor de “Juego de Iluminaciones”, “El caballero ilustrado”, “El adversario”, “Enemigo” y “La guerra que se nos hace”.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí