Liberación de ranas criadas en cautiverio en Panamá ayuda a evitar su desaparición

0
87
Rana Atelopus varius, localizada al oeste de Panamá.

Liberación de ranas criadas en cautiverio en Panamá ayuda a evitar su desaparición

 La complicada situación de las ranas se agrava con la acelerada deforestación. La intervención de los científicos equivale a una lucha contrarreloj a favor de los anfibios en ríos y quebradas.

Por David Carrasco
Director de Bayano digital

La liberación al ambiente de ranas reproducidas en ambientes estériles continuará en Panamá, en un intento dirigido a evitar su desaparición, mientras los científicos en varios países buscan la forma de combatir al hongo quítrido (Batrachochytrium dendrobatidis (Bd) que las está matando alrededor del mundo.

Así lo señaló Matthew Larsen, director en Panamá del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés), tras su participación en una jornada de diplomacia científica organizada por la Cancillería panameña.

Larsen recordó que a comienzos de este año cerca de medio millar de ranas Arlequín variable fueron liberadas en una zona de la costa caribeña de Panamá, como parte de un ensayo para la reintroducción en su hábitat de anfibios en peligro de extinción.

Señaló que la principal amenaza de las ranas es el hongo quítrido, que se ha diseminado en todo el mundo, y penetra la delgada piel de los anfibios hasta causarles la muerte, debido a la infección letal denominada quitridiosis.

“Entre el grupo de ranas más amenazadas en este país figura la rana dorada (Atelopus zeteki), que es un símbolo de Panamá, y que aún no pueden vivir en ambientes naturales a causa del hongo”, acotó Larsen quien apoya esa línea de estudios.

El líder científico del STRI dijo que hay grupos de investigadores que apuntan al desarrollo de una vacuna contra el hongo, pero aclaró que los esfuerzos se concentran en poder identificar a algún tipo de anfibio que resista al agente patógeno. Aclaró que ello es “una tarea difícil” en la que hay que perseverar.

Previamente, el investigador Brian Gratwicke, coordinador internacional del Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá (PARC), abogó por mantener vigente la iniciativa de reproducción y liberación de ejemplares sanos de ranas Arlequín variable, pariente cercano de la rana dorada.

Dr. Brad Wilson y Chelsea Thomas dentro del cuarto donde se mantiene a los anfibios rescatados en el Jardín Botánico de Atlanta, empaquetando ranas genéticamente representativas de su colección, para un vuelo.

“Los ensayos de liberación pueden tener éxito o no, pero las lecciones que aprendemos nos ayudarán a alcanzar nuestras metas de reintroducción y restauración a largo plazo”, comentó Grarwicke en alusión al Proyecto PARC, localizado en el Centro de Supervivencias de Especies del STRI en Panamá.

El laboratorio del STRI, en el sector de Gamboa, está rodeado por el Parque Nacional Soberanía de Panamá, donde hay unas 20.000 hectáreas de selvas tropicales de tierras bajas. El área elegida está contigua a un corredor biológico de interés crucial que conecta a Mesoamérica con Norteamérica y Sudamérica.

De hecho, el PARC mantiene poblaciones reproductoras de anfibios que han sido aniquilados en la naturaleza. A las ranas que son criadas en cautiverio y posteriormente liberadas, se les coloca minúsculos dispositivos para que puedan se rastreadas en ambientes del trópico húmedo.

Los biólogos del STRI han identificado como amenaza a los anfibios en Panamá la rápida deforestación de las selvas tropicales, debido a la expansión de la frontera agropecuaria y a las actividades de empresas madereras y mineras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here