Las estructuras diabólicas del poder

0
73

Por Jairo Pertuz
Periodista

Existe una sociedad mediatizada, domesticada, casi robotizada que está siendo conducida diabólicamente a su exterminio. No se trata sólo de la pérdida de valores, sino de la aceptación de un embaucamiento solapado, criminal y burlesco que hiere la inteligencia humana, prácticamente ya perdida, degradando cada día a la sociedad mundial ya a punto de convertirla en una bazofia, donde se privilegia, cínicamente, a personas, grupos de élite y países.

La perversidad, la vulgaridad y el juega vivo se han ido apoderando del proceder ciudadano e institucional en todas sus manifestaciones. Ya los actos de corrupción y los asesinatos masivos son tomados y aceptados como normales.

No hay respeto por la edad, la mujer ni la vida, pues la regla del más fuerte priva sobre cualquier ley o derecho. Eso lo vemos a diario. Ya son pocos los seres humanos con conciencia de justicia y equidad y el engaño, la manipulación y la compra de conciencias y fallos judiciales, son práctica común y desvergonzada.

La formación educativa no sólo es deficiente, sino convertida en vulgar negocio, igual que los medicamentos e insumos como atención hospitalaria.

Se ha ido conformando una estructura diabólica de poder que viene conduciendo a la humanidad, específicamente a los pobres, por tortuosos caminos.

Ahora, ya existe una corriente de opinión que censura al Papa Francisco, único Papa latino, por atreverse a denunciar las injusticias contra los pobres apegado a los evangelios. Esta clase de gente, en su afán de desprestigiarlo, lo tildan de comunista. Todo un contrasentido absurdo.

No obstante, a pesar del terrible deterioro al que se llevado a la economía mundial, ningún grupo de productores, distribuidores o minoristas se les ha ocurrido “colaborar”, rebajando sus escandalosas utilidades de 500% y más, sino que la son aumentan. Estos son los grupos de seres humanos de hoy. ¿Qué espera a nuestros hijos y nietos?

¡Despierta pueblo!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here