Las dictaduras neoliberales declaran la guerra a los pobres

0
95
Chile está "en guerra contra un enemigo poderoso e implacable" Dice el presidente Sebastián Piñera

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

Chile está “en guerra contra un enemigo poderoso e implacable”, dijo el misántropo presidente Sebastián Piñera, que se quitó el saco y la corbata de Milton Friedman para vestir su casaca militar pinochetista.

La guerra del neoliberalismo decretada por el régimen de Lenin Moreno en Ecuador, se enfrentó a la incontenible insurrección popular, que le propinó una contundente derrota. Al parecer su replica en Chile es el punto de inflexión de la subversión que desató Washington para revertir el ciclo progresista en Latinoamérica.

El poderoso e implacable enemigo en cifras

La desigualdad es el “poderoso e implacable enemigo”. El panorama económico de América Latina publicado por la CEPAL revela que en Chile “el 50% de los hogares más pobres tenían una riqueza neta media de 5.000 dólares, el 10% más rico poseía un promedio de 760.000 dólares y el 1% más rico de 3 millones de dólares”.

Irónicamente, a diferencia de Luiz Inácio Lula da Silva, que guarda prisión por matar la desigualdad con el programa social “cero hambre”, Piñera saca al ejército a la calle para matar físicamente a los pobres que se resisten a morir de hambre.

Derechos humanos

La alta comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Michelle Bachelet, que no se pronunció durante la cruenta represión, que desató la dictadura neoliberal de Lenin Moreno en Ecuador, exhortó al presidente de Chile, Sebastián Piñera, al diálogo y pidió a los manifestantes que protesten de forma pacífica. Bachelet asume el discurso oficial de Piñera que iguala la represión militar, con las manifestaciones, que insinúa, son violentos.

“Urjo a todos los que están planeando participar en las protestas de hoy y de los próximos días, que lo hagan de forma pacífica”, sentenció. Por último, pidió a las autoridades a que “se aseguren de que el derecho de todas las personas a la libertad de expresión y de manifestación pacífica sean respetados”.

Muertos, heridos, desaparecidos, privados de libertad y perseguidos políticos es el doloroso saldo parcial de la “guerra declarada por las dictaduras neoliberales”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here