La sórdida lucha electorera en el PRD

1
635
Movilización del PRD en tiempos electorales.

Por Antonio Saldaña
Abogado y analista político

El 29 de marzo (La Estrella de Panamá), al comentar el inicio del proceso electoral interno, esto es, las elecciones de delegados al Congreso del Partido Revolucionario Democrático (PRD), se daba por descontada la alianza entre el diputado Benicio Robinson y el aspirante presidencial José Gabriel Carrizo.

Jamás imaginamos que, producto de las postulaciones a los cargos directivos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) —del otrora partido político de Omar Torrijos, Ascanio Villalaz, Antonio Yépez y Gerardo González—, se iniciaría la más sórdida pugna entre las principales corrientes clientelares en las cúpulas del gobierno y de la entelequia mayoritaria del país.

En efecto, los consejeros áulicos advirtieron al benjamín del Palacio de Las Garzas, que las aspiraciones de diputados de “oscuro pasado” y de borrascoso presente, a cargos directivos en el CEN del colectivo gobernante, significaban una “mala imagen” para sus aspiraciones presidenciales.

Entonces, “ardió Troya”. Desde el  Ejecutivo, se impuso una agenda política de recámara para “bajar” a los representantes del Órgano Legislativo, objetivo que no se pudo alcanzar. Por el contrario, como respuesta retadora, los legisladores organizaron el movimiento electoral-clientelista, denominado “Resistencia Torrijista”, cuyos representantes más emblemáticos son —aunque no los únicos— Benicio Robinson, Crispiano Adames y Raúl Pineda.

A partir de allí, se ha desatado —aunque por ahora de forma subrepticia— una espantosa “cacería de brujas”, no por ello menos sórdida y descarnada, y tal como ocurre en este tipo de refriegas políticas de “quítate tú, pa’ ponerme yo”, las primeras víctimas han sido muchos “peones”, “fichas” y “clientela política” en general.

Pero, también con aterioridad y durante las postulaciones al CEN y de las elecciones de los Consejos Directivos Nacionales (CDN), han sucumbido algunos “alfiles”, tal es el caso de la ex ministra de Salud, del secretario Ejecutivo de Descentralización y se habla que hasta el secretario de la Juventud ha “caído en la guerra” por el control de la cúpula del PRD.

Sin embargo, la “noche de los cuchillos largos” está por venir. Se trata del desenlace de las candidaturas a la Secretaría General del PRD, que se disputan el diputado del PARLACEN Rubén De León Sánchez y el actual jefe del colectivo oficialista, Pedro Miguel González Pinzón.

Sin duda, el otrora partido social democrático y torrijista, el partido del “proceso revolucionario”, fundado hace 43 años para preservar las “conquistas del pueblo panameño”, hoy se encuentra en manos de politicastros sin principios y sin ética política. Ha sido tan grande la involución ideológica y política del PRD, que su destino lo decide, el próximo 15 de mayo —¿“de ingrata recordación”?— un lumpen diputado de la peor ralea.

¡Así de sencilla es la cosa!

1 COMENTARIO

  1. DIOS PRIMERO—VAMOS A VER QUE SUCEDE EL 15 DE MAYO—–MI GENERAL ESTARA ATENTO A LA SITUACION——UNA SOLA BANDERA-UN SOLO TERRITORIO–A LA PATRIA NO SE LE PONEN CONDICIONES—GRACIAS MI GENERAL POR TU LEGADO—VIVA PANAMA DE LOS PANAMEÑOS-

Responder a RODOLFO COGLEY Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here